Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una forense afirma que una víctima del pederasta pudo morir tras ingerir tres pastillas

La fiscal y las acusaciones mantienen las peticiones de condena para Antonio Ángel Ortiz

La médico forense María del Mar Robledo ha declarado esta mañana que la segunda y la tercera víctima del supuesto pederasta de Ciudad Lineal, Antonio Ángel Ortiz, pudieron morir tras ingerir al menos tres pastillas distintas tras ser capturada por su agresor. Además de la benzodiacepina, el lavado gástrico del estómago ya en el hospital permitió descubrir que también había ingerido fenobarbital y antidepresivo tricíclico.

El pederasta, durante una de la primeras sesiones del juicio. Ampliar foto
El pederasta, durante una de la primeras sesiones del juicio.

La segunda víctima del pederasta fue capturada el 10 de abril en la calle de Cinamón, frente a una tienda de chucherías (de ahí el nombre de la operación policial, candy, golosina en inglés) y liberada horas después junto al metro de Canillejas con signos visibles de haber sido drogada.

La tercera víctima  fue una niña de origen chino de cinco años, capturada en la calle de Luis Ruiz, en el barrio de Ascao, justo delante de la tienda de sus padres. Fue liberada unas cinco horas en el extremo opuesto del distrito, en la calle del Jazmín. Allí se abrazó a una mujer, que fue la que avisó a los servicios de emergencia. Los facultativos de una UVI móvil del Samur la trasladaron al hospital La Paz, donde se le practicó el protocolo de víctimas de agresiones sexuales y se le hizo un lavado de estómago. El contenido fue analizado después y hallaron tres sustancias distintas, entre ellas una benzodiacepina (tipo lorazepan), el fenobarbital y el antidepresivo tricíclico.

La forense ha actuado como un perito de parte, contratada por la acusación particular ejercida por la familia de la niña capturada el 10 de abril. Robledo ha analizado los resultados de los análisis de las dos niñas y ha determinado que esa mezcla si pudo tener "un riesgo vital" para las menores. De hecho, cuando la niña china fue hallada en la calle de Jazmín estaba muy abotargada y lenta de reflejos. La médico también ha recordado que los análisis se le hicieron unas horas después por lo que ya podía haber asimilado parte de las sustancias. A eso se une que vomitó al menos en tres ocasiones (dos en la vivienda y otra en el centro hospitalario) por lo que bajó la concentración de los medicamentos. 

El abogado de la familia ha utilizado el informe de esta perito para solicitar un delito de homicidio en grado de tentativa, mientras que la fiscalía lo reduce a un delito de lesiones.

La sesión del juicio que se sigue contra el supuesto pederasta de Ciudad Lineal en la sección 7ª de la Audiencia Provincial de Madrid ha concluido con la elevación a definitivas de las conclusiones provisionales por parte de todas las partes personadas. Es el paso previo a la lectura de los informes finales de las acusaciones y de la defensa, junto con el derecho a la última palabra por parte del acusado, tras lo cual el juicio quedará visto para sentencia.

Todas las partes han mantenido sus escritos iniciales. La fiscal ha reiterado su solicitud de 77 años de prisión por cuatro delitos de detención ilegal, otros cuatro de agresiones sexuales y otro de lesiones, además de un indemnización superior a los 400.000 euros. La petición más alta de condena corresponde a una de las acusaciones particulares, que llega a los 126 años de prisión. La diferencia sustancial llega precisamente por los dos homicidios en grado de tentativa y por llevar los delitos al máximo de cárcel que recoge el Código Penal.

Por su parte, el abogado defensor ha pedido la nulidad de todo el procedimiento por errores materiales de importancia en la recopilación de las pruebas y que, por tanto, su defendido quede en libertad sin cargos.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram