Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El puerto retoma la normalidad tras un acuerdo con los estibadores

Los trabajadores y la patronal pactan un nuevo convenio colectivo

Los estibadores, reunidos ayer tras la firma del convenio colectivo.
Los estibadores, reunidos ayer tras la firma del convenio colectivo.

El puerto de Barcelona recuperó este miércoles la normalidad tras el acuerdo alcanzado entre los estibadores y la patronal del sector. Las dos partes rubricaron el nuevo convenio colectivo, cuya negociación había generado protestas de los estibadores. Desde el pasado jueves, los trabajadores -encargados de cargar y descargar los contenedores de mercancías, entre otras labores- se han reunido en asambleas multitudinarias y han ralentizado su trabajo. Esa situación hizo que decayera la actividad en algunas terminales y provocó, de paso, colas kilométricas de camiones en el interior del puerto.

Tras la firma, Albert Gil, uno de los miembros del comité, se felicitó por el nuevo convenio, que estará en vigor hasta finales de 2020. Los trabajadores se han comprometido a hacer aportaciones económicas a costa de su incremento de IPC (fijado en el 2,4%) para que, con esa rebaja, las empresas puedan "reducir costes y competir" con otros puertos. El objetivo, subrayó Gil, es "buscar tráficos nuevos" (en Asia o África) para mantener la carga de trabajo. Los estibadores recordaron que tienen uno de los primeros índices de productividad de toda Europa.

La Autoridad Portuaria de Barcelona (APB) también se felicitó por el acuerdo alcanzado, que permite poner fin a los problemas de la última semana. La APB, sin embargo, no ha podido cuantificar las consecuencias de la protesta de los estibadores desde el pasado jueves. Las asambleas multitudinarias de estibadores a primera hora de la mañana paralizaron la actividad durante cuatro días. El resto del tiempo trabajaron "al ralentí", según fuentes del puerto.

Un portavoz del organismo constató que, desde ayer, la situación ha vuelto a la normalidad y que el puerto está plenamente operativo. La asociación que agrupa a las empresas estibadoras, por su parte, no quiso valorar el acuerdo con los trabajadores.