Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solo el 27% de los internos del CIE de Barcelona acaban expulsados

La mayoría de los extranjeros que ingresaron en 2015 tienen antecedentes policiales

El edificio del CIE de la Zona Franca de Barcelona, en una imagen reciente.
El edificio del CIE de la Zona Franca de Barcelona, en una imagen reciente.

Solo el 27% de los internos que, durante el año pasado, ingresaron en el centro de internamiento de extranjeros (CIE) de Zona Franca acabaron expulsados. De los 738 extranjeros en situación irregular que pasaron por el centro, 205 fueron devueltos a sus países, mientras que la mayoría (482, un 65%) quedaron en libertad. El fiscal de Extranjería de Barcelona, Fernando Rodríguez Rey, atribuye los datos a que la mayoría de internos proceden de pateras y del CETI de Melilla desde países del África subsahariana. Esos inmigrantes carecen a menudo de documentación, por lo que resulta difícil identificarlos.

En su memoria anual, Rodríguez Rey insiste en que el proceso de expulsión es "extremadamente complejo" y agrega otras dos causas que explican el escaso número de internos expulsados en 2015: el cierre temporal del CIE de Zona Franca por unas obras de reforma, y la "avalancha de peticiones de asilo"" producida a lo largo del año: 376. La mayoría son de marroquíes y argelinos. Solo 27 fueron admitidas a trámite.

El número de internos que ingresaron en el CIE de Barcelona cayó casi a la mitad en relación con 2014: de 1.333 a 738. La media de permanencia en el centro ha sido de 28,16 días, lo que está en sintonía con los datos de años anteriores. La memoria anual señala que la mayoría son marroquíes y argelinos y que también una mayoría (el 63,5%) tenían antecedentes policiales. Además, 94 de los ingresos se produjeron en aplicación de la ley del Código Penal que prevé sustituir la pena de prisión por la expulsión del país.