Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bassa acusa a Andalucía de no atender a los ‘niños de la cola’

La consejera asegura que la gran mayoría de afectados vienen de otros sitios de España

Jóvenes que viven debajo cerca de la Estació del Nord.
Jóvenes que viven debajo cerca de la Estació del Nord.

La compleja y durísima problemática de los menores tutelados que inhalan cola en Barcelona ha terminado convertida este miércoles en arma arrojadiza en el Parlament. Ante los duros cuestionamientos del grupo de Ciudadanos sobre el dispositivo puesto en marcha por del Departamento de Trabajo y Asuntos Sociales, la consejera Dolors Bassa, además de explicar su gestión, ha asegurado que la gran mayoría de afectados vienen de otros sitios de España y ha acusado al Gobierno de Andalucía de “mirar a otro lado”, lo que hace que los jóvenes vengan a Cataluña.

La Junta de Andalucía ha preferido no responder a las afirmaciones de Bassa, que después ha matizado sus declaraciones a través de una nota de prensa. “Los menores no acompañados deberían ser atendidos en el primer momento que llegan al Estado español”, pedía el texto. De acuerdo a datos oficiales, la Junta atiende a 2.010 menores en centros especializados y otros 1.500 están en diversos programas para jóvenes extutelados.

Las entidades que trabajan con menores siempre han enfatizado la complejidad de los casos de los jovenes extutelados y tutelados por la DGAIA y aún más si tienen problemas de adicciones. La Generalitat aceptó en abril pasado que había detectado un repunte en el consumo de pegamento y puso en marcha, junto con el Ayuntamiento de Barcelona —ambos conforman el Consorcio de Servicios Sociales— un dispositivo para atender a los menores que se escapaban de los centros de acogida e intentar ofrecerles programas de inserción laboral, además de programas de segumiento personalizado para tratar las dos vertientes de su problemática, las adicciones y su necesidad de construir un proyecto de vida. También se ha anunciado la creación de un centro específico de tratamiento.

485 niños no acompañados

El Ayuntamiento calcula que entre 15 y 25 menores inhalan cola en distintos sitios de Barcelona, especialmente en el Born y el Fort Pienc. El departamento de Trabajo, Asuntos Sociales ha contabilizado 485 menores no acompañados que han llegado a Cataluña desde enero pasado. En 2014 fueron 537 y en 2015, 544.

El diputado de Ciudadanos Carlos Carrizosa ha arremetido contra Bassa por calificar de “demagogas” las preguntas que sobre este tema se han hecho en el Parlament en dos ocasiones. “Le exigimos ya que los saque de la calle, porque es la misión de su departamento. No hable más, intérnelos en un centro y deles asistencia”, ha pedido el representante del partido naranja.

La consejera ha respondido acusando a Carrizosa de no conocer a fondo la problemática. Bassa ha explicado que “la mayoría” de la setentena de menores no acompañados que llegan a Cataluña cada mes provienen de otras ciudades del Estado, un 10% con problemas de adicciones. “Hable con los suyos de Ciudadanos en Andalucía y les pregunta por qué los menores vienen a Cataluña”, ha dicho la consejera que acusó a las otras Administraciones autonómicas de “mirar al otro lado”.

Además de las adicciones, muchos de los menores están desarraigados y carecen de una red que les ayude a salir de su situación. Los expertos explican que su llegada a Barcelona tiene más que ver con escoger una ciudad próspera para trabajar, pero cuando llegan se chocan con la realidad. Tampoco ven en el internamiento como una solución.