Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El crecimiento económico se frenará en Andalucía en 2017, según Unicaja

La previsión apunta a un avance del PIB del 2,5%, frente a la subida del 2,7% de este año

Presentación del informe de Analistas Económicos en Unicaja.
Presentación del informe de Analistas Económicos en Unicaja.

El primer cálculo que Analistas Económicos de Andalucía, sociedad de estudios del Grupo Unicaja, realiza sobre el comportamiento del Producto Interior Bruto (PIB) para el conjunto de 2017 en la comunidad apunta a una desaceleración del crecimiento económico. El pronóstico indica una subida del 2,5% para el próximo año, frente al incremento del 2,7% (del 3% en España) que se estima para 2016, que ya se sitúa en torno a medio punto por debajo del dato con que cerró 2015.

A poco más de dos meses de terminar 2016, los economistas vaticinan que el empleo crecerá este año en Andalucía un 2,8% (con 2,84 millones de ocupados) y el número de desempleados puede bajar un 7,7% hasta los 1,17 millones, dejando la tasa de paro en el 29,2%. Esto se traduciría en casi 100.000 parados menos que al final del año pasado. Para 2017, esa tasa podría bajar al 27,7% (con 1,11 millones de desempleados, un 5,3% menos) y el avance del empleo sería del 2%, con 2,90 millones de personas trabajando.

Desde el último estudio, realizado hace un trimestre, los expertos han percibido una desaceleración de la actividad industrial y de la construcción, así como un ritmo de crecimiento más moderado de la inversión y del consumo privado, que podrían anotar subidas a finales de 2016 del 2,5% y del 3%, respectivamente. Desde el punto de vista de la oferta, todos los sectores productivos terminarán el año en verde, con incrementos que se sitúan entre el 0,9% de la industria y el 3,1% de los servicios. El avance de la construcción se estima en un 2,6% (frente al 5,1% de 2015, cuando creció por primera vez desde el inicio de la crisis) y el de la agricultura en un 2,7%.

Precisamente, la agricultura puede ser la única actividad económica que cierre 2017 en rojo, con una caída del 1,7%. Para el próximo ejercicio se calcula que la construcción puede progresar un 3,2% (más que este año), el sector servicios un 2,6% y la industria un 2%. La previsión apunta que el gasto en consumo de los hogares se incrementará el año que viene un 2,6% y el de las Administraciones públicas, un 0,9%. La inversión podría subir un 3%.

Esa moderación del crecimiento de la economía en 2017 se explica en una menor influencia de lo que la coordinadora del informe de Analistas Económicos de Andalucía, Felisa Becerra, ha denominado este viernes en Málaga “vientos de cola”, en referencia a la política monetaria, el precio del petróleo o el impulso fiscal, que han favorecido el desarrollo en trimestres anteriores. Becerra ha presentado el estudio junto al responsable de Actividades Socioculturales de la Fundación Bancaria Unicaja, Rafael Muñoz, y al consejero delegado de Analistas, Francisco García.

Por territorios, todas las provincias andaluzas registrarán en 2016 un crecimiento de su actividad económica que estará previsiblemente por encima del 2%. Almería, que se ha anotado el mayor crecimiento en el segundo trimestre del año por el buen comportamiento del mercado de trabajo y del turismo (del 3,5%, frente a la media andaluza del 2,8%), podría acabar este año con un incremento de su PIB del 3,2%.

Se calcula que el aumento de la producción en Málaga puede llegar al 3% y en Cádiz podría situarse en el 2,8%, igual que en Sevilla. El crecimiento previsto para el resto de provincias está por debajo de la media regional del 2,7%. El pronóstico indica un avance del 2,6% en Granada, del 2,5% en Jaén y del 2,4% en Córdoba y Huelva.

Esta desaceleración de la economía llega cuando aún no se han recuperado los niveles previos a la crisis, pese a los datos positivos de 2014 y 2015, ni en Andalucía ni a nivel nacional, ha precisado Becerra.