Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El SEFF proyectará 215 películas de las que 27 serán estrenos mundiales

El festival europeo de Sevilla reivindica el cine heterodoxo e independiente

Responsables del SEFF, durante la presentación en Sevilla.
Responsables del SEFF, durante la presentación en Sevilla.

“No programamos por catálogo ni con chequeras”. Con esta declaración de intenciones presenta el director del festival de cine europeo de Sevilla (SEFF), José Luis Cienfuegos, la oferta de la 13ª edición del certamen internacional, que se inaugura este viernes en el Teatro Lope de Vega y durará hasta el 12 de noviembre. Esta apuesta por el cine “heterodoxo e independiente”, en palabras del director de programación, Alejandro Díaz, llevará a la capital andaluza 215 películas de las que 27 serán estrenos mundiales.

Con un presupuesto de un millón de euros, 7,7 veces menos que el festival de San Sebastián, Sevilla aspira a convertirse por unos días en la capital del cine continental proyectando, por primera vez en España, 120 cintas del total de títulos programados.

“Estamos para ser útiles a las películas”, advierte Cienfuegos, quien vuelve a apostar, además de por la promoción de la creación europea, por las salas como lugar de educación cinematográfica (más de 20.000 estudiantes se han inscrito ya) y lugar de diálogo entre los espectadores y los creadores (se han previsto 120 encuentros). “He visto gente que terminaba de ver la película con ganas de matar al director y terminaba abrazándolo tras el diálogo con él”, ha explicado en la presentación.

Entre las apuestas más reivindicativas se encuentra el ciclo Yo no soy esa, que agrupa 12 películas de mujeres que rompen con los estereotipos de la representación y roles que les atribuyen el cine más tradicional.

La sección oficial contará con 16 producciones que optan al Giraldillo de Oro y otra cinco que han aceptado recurrir al SEFF como plataforma de lanzamiento, aunque sea fuera de concurso.

El cine “pop, sensual y perturbador" de Malgré la Nuit, del francés Philippe Grandrieux, la comedia Ma loute, de Bruno Dumont y protagonizada por Juliette Binoche y Valeria Bruni Tedeschi, así como en Staying Vertical, de Alain Guiraudie (Giraldillo de Oro en 2013), serán algunas de las creaciones que aspiran a llevarse el máximo galardón hispalense.

American Honey, de Andrea Arnold, segundo Premio del Jurado de Cannes, es uno de los ejemplos de los organizadores para defender que su programación también está abierta a sellos de mayor presencia comercial.

Más de media docena de películas vienen ya avaladas por reconocimientos internacionales, como la búlgara Godless, Leopardo de Oro en Locarno, o It’s Not the Time of My Life, máximo galardón en Karlovy Vary.

El cine español, con 67 producciones (el 30% de los títulos) será el país más representado. Oliver Laxe y Albert Serra participan en la Sección Oficial y otros trabajos nacionales estarán presentes en las secciones Las Nuevas Olas y No ficción.