Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La resistencia ciudadana, protagonista del IVAM

La exposición 'Testigos de la ciudad' reconoce el trabajo de activistas que han defendido el Xúquer, el Cabanyal, el Botànic o l'Horta

Los organizadores y protagonistas de la exposición 'Testigos de la ciudad'.
Los organizadores y protagonistas de la exposición 'Testigos de la ciudad'.

Un museo como el Institut Valencià d'Art Modern (IVAM) no da la espalda a su entorno. "No podemos hablar de la ciudad sin mencionar a un conjunto de colectivos que han hecho de ella un espacio más plural y democrático", ha defendido el director del museo, José Miguel García Cortés, en la presentación de la exposición Testigos de la ciudad. Activismos políticos y culturales en la Comunidad Valenciana, abierta desde el jueves en la Biblioteca del recinto.

La muestra, "un reconocimiento sincero a todas aquellas personas que han hecho posible mejorar la vida diaria de miles de vecinos", reza el libro de presentación, traza una línea del tiempo que comienza en 1970 con las campañas ciudadanas en favor de un cauce del río Turia verde o El Saler per al poble,  y acaba este año con el restablecimiento del nombre original de la Estación de Jesús, donde ocurrió uno de los accidente de metro más graves de España.

La crítica al poder es el nexo de unión de movimientos como Salvem El Botánic, Xúquer Viu, Abusos Urbanísticos, No; Salvem El Cabanyal, la Asociación de Víctimas del Metro 3 de Julio (Avm3j), El Casal de la Dona, Lambda o Per l'horta. Es una mirada "al arte de resistir", se lee en uno de los carteles de la muestra cuyo comisario, Álvaro de los Ángeles, la ha definido como el epílogo de la exposición Perdidos en la ciudad. La vida urbana en las colecciones del IVAM, que se expone en dos galerías del museo.

"Es un hecho simbólico inaugurar esta muestra en el IVAM", la primera que se nutre solo con materiales aportados por los propios colectivos. No es una exposición enciclopédica, tampoco es un crónica de lo ocurrido; solo recoge las reivindicaciones de estos colectivos, ha dicho De los Ángeles. En unos casos, la historia ha acabado bien y en otros, no.

Expuestos en las paredes o en las vitrinas de la sala contigua a la Biblioteca del museo están los característicos carteles de Salvem El Botànic, un par de sábanas donde está bordada parte de la orden ministerial que protegió el barrio de El Cabanyal del expolio, o el clásico megáfono que ha sido altavoz de tantas batallas ciudadanas.

De los Ángeles ha manifestado que esta es una exposición "claramente politizada" que se pone de parte de "los más débiles". En este punto, Cortés ha apostillado que desde hace dos años el museo desarrolla una programación "de claro contenido político, pero no desde el punto de vista de partido, sino de crear una crítica".

Beatriz Garrote, en representación de la Asociación de víctimas del metro, ha comentado lo "gratificante" que le resulta que el IVAM acoja una actividad de estas características. Es algo "muy importante para dar visibilidad a la lucha de muchos colectivos transversales, con edades, ideología y aficiones diferentes, pero que tenemos en común haber estado a espaldas del poder, de los medios que seguían la versión oficial y del resto de la sociedad".

Más información