Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diez detenidos en una redada antidroga en Pontevedra

La Guardia Civil toma la zona de O Vao, en Poio, y se incauta de drogas, armas y dinero en uno de los principales centros de venta de estupefacientes de la provincia

Agentes y vecinos en una calle de O Vao, durante la operación antidroga.
Agentes y vecinos en una calle de O Vao, durante la operación antidroga.

Diez detenidos y la incautación de diversas sustancias estupefacientes, armas, dinero y varios vehículos es el balance del operativo policial que desplegaron desde primeras horas de la mañana de este martes en el poblado chabolista de O Vao, en el Ayuntamiento de Poio, varias unidades de la Guardia Civil, dirigido desde la Comandancia de Pontevedra.

La redada se inició a las 8,30 de la mañana y se prolongó durante casi cinco horas de registros en numerosas viviendas del famoso poblado, ya visitado en numerosas ocasiones por la policía, y que supuestamente eran utilizadas por los detenidos para la venta de cocaína, heroína y hachís, según indicaron fuentes de la investigación.

En el operativo, que se desarrolló sin incidentes, han participado agentes pertenecientes a los Grupos Rurales de Seguridad y agentes de la Unidad Cinológica. Los detenidos han sido trasladados a la Comandancia de Pontevedra para un primer interrogatorio y esta previsto que pasen este miércoles a disposición del juzgado de la ciudad que coordinó la redada.

La Guardia Civil se centró una vez más en las chabolas de una zona conocida como O Vao de Abaixo, más próximo a la carretera PO-531, donde desde hace años se viene registrando la mayor actividad de traficantes, la mayoría de ellos con vínculos familiares entre sí y pertenecientes a etnias gitanas, y que no se ha logrado desmantelar.

Este asentamiento, más próximo a la carretera PO-531, entre Pontevedra y Vilagarcía, ha sido el foco de intensos despliegues policiales y esta considerado como uno de los principales centros de distribución de estupefacientes del sur de la Provincia.

Este enclave chabolista compite en la venta de estupefacientes con otra zona limítrofe llamada O Vao de Arriba. Un asentamiento al que se accede desde la PO-310 o carretera de Campañó, parroquia del término municipal de Pontevedra, y desde Boavista, que da acceso a la urbanización de A Caeira.

Este segundo asentamiento también fue objeto de varias redadas. La última en abril de este año, que se saldó con seis detenidos y la aprehensión de diversas cantidades de estupefacientes, también armas y dinero. La operación, que también comenzó de madrugada, se desarrolló paralelamente a otra también desplegada por la Guardia Civil en el Ayuntamiento de Tomiño (al sur de la provincia de Pontevedra, en la frontera con Portugal) que se saldó con la detención en la localidad de Amorín de los integrantes del máximo consejo gitano, entre ellos el considerado príncipe de la etnia, Sinaí Giménez, por presunto tráfico de drogas, extorsión en mercadillos ambulantes y blanqueo de dinero.

Además de Sinaí Giménez, siguen desde entonces en prisión otros tres miembros del clan de Los Morones, uno de ellos, Marino Giménez, acusado por tráfico de drogas por su vinculación con traficantes que operaban en la zona de Poio y Pontevedra a los que supuestamente intentó robarles mercancía. Marino Giménez, y número dos del clan familiar, está pendiente de juicio por dirigir una organización dedicada a la venta de estupefacientes. Su detención se produjo cuando él y sus compinches iban a consumar el robo de cocaína simulando un control policial.

Más información