El PSOE, dispuesto a aceptar el plan económico de Ahora Madrid

Los socialistas piden que el gobierno municipal acepte una enmienda al PEF y que el ministerio cambie el sistema de computación del gasto permitido

El PSOE vinculará su voto favorable al plan económico de Ahora Madrid a dos cambios en el texto presentado en julio: la supresión del capítulo relativo a las consideraciones del equipo de gobierno sobre los principios de estabilidad presupuestaria y la inclusión de un apartado para un nuevo cálculo de la regla de gasto. Si Ahora Madrid acepta estas enmiendas, el PSOE apoyará un texto que prevé incumplir el techo de gasto en 589 millones entre 2016 y 2017.

La portavoz socialista en el Ayuntamiento, Purificación Causapié.
La portavoz socialista en el Ayuntamiento, Purificación Causapié. Emilio Naranjo

Los socialistas están dispuestos a dar su visto bueno al plan económico y financiero del equipo de gobierno, que entre otras cosas prevé el incumplimiento de la regla de gasto en 349 millones en 2016, y otros 223 millones el año siguiente. Se trata de un desvío de 589 millones con respecto a lo que el Ministerio de Hacienda considera legítimo, según el artículo 12 de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera. Esta establece que "la variación del gasto computable de la Administración central, las comunidades autónomas y de las corporaciones locales no podrá superar la tasa de referencia de crecimiento del PIB de medio plazo de la economía española".

El primer borrador del PEF, que fue presentado en julio, recibió la abstención de los socialistas. Entonces el PSOE-M pidió conocer mejor "las letras" del documento, aunque consideró el texto en sintonía con sus planteamientos. El gobierno municipal entabló un "diálogó" con los socialistas —según declaró el delegado del Área de Economía y Hacienda del Ayuntamiento— para elaborar un segundo borrador, que deberá entregarse al ministerio para ser evaluado tras la aprobación del pleno.

Más información
El Consistorio reta a Hacienda y sigue con su plan económico
EL PSOE releva a Pérez Boga como portavoz de Hacienda en el Ayuntamiento

Los socialistas explicaron el lunes que el gobierno municipal deberá aceptar dos modificaciones en el texto para obtener su apoyo. La primera enmienda se refiere al capítulo séptimo, donde se justifica el incumplimiento de la regla de gasto por la falta de "justificación económica seria" de la norma europea [el pacto fiscal de 2012] que obliga los Estados a "ajustar de forma continuada la cantidad de déficit público al 3% sobre el PIB".

En este apartado, el Ayuntamiento incluye una crítica a la reforma del artículo 135 de la Constitución, aprobada durante el Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, que derivó en la ley de estabilidad presupuestaria y que, según el Consistorio, se reveló inútil para frenar la crisis económica.

Junto a esta modificación, el PSOE plantea que el nuevo PEF recoja un apartado nuevo, titulado "consideraciones sobre el cálculo de la regla de gasto", donde quieren destacar que "la regla de gasto europea no está sujeta a normas rígidas de aplicación automática, sino que se integra en una análisis global de la evolución fiscal de cada Estado Miembro".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Una interpretación más elástica

En este sentido, creen que el cálculo que se viene haciendo de la regla de gasto "puede cuestionarse". En opinión del PSOE, habría una interpretación más estricta de la norma, que obligaría la ciudad a limitar su capacidad de gasto este año en casi 889 millones, y otra más elástica, que permitiría incrementar el dinero destinado a la mejora de los servicios municipales.

"La clave de esta revisión sería la modificación de la metodología para el cálculo del límite de gasto anual", reza la propuesta del PSOE, que tiene entre sus fines la suavización del primer borrador para no entrar en un conflicto directo con el departamento que dirige en funciones Cristóbal Montoro.

"La música nos gusta y modificaremos aquello que resta rigor al documento. En el capítulo siete se hacía más desarrollo político, un argumento que no era oportuno en un documento que tiene que pasar una revisión técnica", explicó Carlota Merchán, responsable económica del PSOE-M. Merchán indicó que "la ciudad de Madrid tiene una situación financiera muy buena" y que "los niveles de deuda están por debajo de lo que establece la Ley de Haciendas Forales" por lo que piden "un debate sobre cómo interpretar una regla de gasto en un contexto de superávit".

El pleno municipal del miércoles decidirá si los socialistas se suman a un documento que Hacienda criticó en dos ocasiones en los últimos tres meses.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS