Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los afectados por la explosión de Premià tardarán en volver a sus casas

Los Mossos d'Esquadra todavía no han podido acceder al edificio desde donde se originó la deflagración

Parte interior del edificio desde donde se originó la explosión .
Parte interior del edificio desde donde se originó la explosión .

Los 47 vecinos desalojados por una explosión el pasado domingo del número 196-198 de la Gran Vía de Premià de Mar (Barcelona), no podrán volver a sus casas, como mínimo, "durante semanas", según confirman fuentes de los Mossos d´Esquadra. La división científica del cuerpo policial todavía no ha podido acceder al edificio desde donde se originó la explosión. "Fue tan potente que el apuntalamiento del edificio se demorará semanas, y hasta entonces no podremos iniciar la investigación sobre sus causas", explica una portavoz de los Mossos. El juzgado de guardia de Mataró abrió una investigación el pasado domingo, bajo secreto de sumario, para investigar si la deflagración fue intencionada o no. En el siniestro falleció una mujer de mediana edad y causó 17 heridos, tres de los cuales siguen hospitalizados. 

En total son 82 vecinos los que todavía no han podido volver a sus casas: 47 del edificio explosionado y 35 más de dos edificios colindantes afectados por la honda expansiva. El pasado lunes se autorizó el realojo de los 20 vecinos del 39 de la calle Elisenda de Montcada, pero el edificio volvió a ser desalojado horas después "por prevención". 

Desde el Ayuntamiento de Premià se llama "a la prudencia", y pese a que se ha autorizado a los vecinos de los edificios colindantes a acceder a sus viviendas para recoger objetos personales, no pueden confirmar cuando podrán regresar.  "A medida que se estabilice el edificio desde donde se originó la explosión los técnicos municipales valorarán los tiempos", explica una portavoz municipal. De los 82 vecinos desalojados, 16 están alojados en un hotel pagado por el Ayuntamiento y el resto están en casa de familiares y amigos.  

Tras el apuntalamiento del edificio desde se originó la explosión se iniciarán las investigaciones policiales para averiguar las causas de la explosión, cuya principal hipótesis es que fue de gas. Las pesquisas, según confirman los Mossos, también se demorará "semanas". La policía también está a la espera de interrogar al herido grave que vivía en el piso y que sigue ingresado en estado crítico en el Hospital Vall d'Hebron. 

Para los que cuentan con un seguro se les pagará el alquiler de un piso mientras no puedan volver a casa, por lo que se ha hecho un llamamiento a propietarios de Premià que tengan pisos vacíos y puedan alquilarlos el tiempo necesario. "Hemos recibido muchas ofertas", apuntan desde el Consistorio.

La consejera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia, Dolors Bassa, anunció el pasado miércoles que aumentará la aportación del Contracto Programa para Premià, una partida presupuestaria que cada año efectúa su departamento para contribuir al financiamiento de los servicios sociales de ayuntamientos.