Opinión
i

Mandato democrático

El verdadero referéndum catalán se dará el día que se apruebe una nueva Constitución española en sentido federal y se someta a refrendo popular

En Cataluña los grupos independentistas del Parlament nos dicen que hacen lo que hacen porque tienen un mandato democrático. La representación popular se basa en cada sistema democrático en unas reglas pactadas que son las que regulan los procedimientos tanto de votación como de repartición de escaños. Como es harto conocido, diferentes sistemas dan, a un mismo reparto de votos, diferente número de diputados a cada partido. De ahí la importancia de consensuar por mayorías importantes las reglas de juego.

En nuestro caso se consensuó una ley electoral que da una representación basada en la ley de Hont —que prima los partidos mayoritarios sobre los pequeños— y en un número de diputados repartidos por provincias que prima a las pequeñas sobre las grandes. De esta forma, la ley electoral española, que es la que rige en Cataluña, permitió a los independentistas decir que son mayoría cuando todos sabemos que obtuvieron un 42% de los votos. ¿Tienen o no un mandato democrático? Veamos algunos puntos que deberían tenerse en cuenta:

1. La representación en el Parlament se basa en la ley electoral española, ley que, en tanto que española, no aprobada por el Parlament, en la declaración del 9-N de 2015 y en la del 28-J de 2016 decidieron que no era de aplicación en Cataluña. Y esto lo decidieron con un Parlamento que les dio una mayoría (que no tenían) por la aplicación de la ley electoral española. Recuérdese que el Parlament nunca se ha puesto de acuerdo para hacer una ley catalana.

2. Suponiendo que se acepte la ley electoral española y, por tanto, el Parlament tenga una composición de acuerdo con las reglas consensuadas y vigentes, ¿cómo se entiende que para cambiar el estatuto de autonomía se necesiten 2/3 de los diputados y para declarar la independencia exprés que nos quieren imponer solo se necesite mayoría simple?

Déjenme repetirme y decir que lo del mandato democrático es un puro dislate: o aceptan la ley española (toda la legislación democrática que ha seguido de la Constitución, incluido el Estatuto de Autonomía de Cataluña) y entonces no caben declaraciones como las que defienden, o no las aceptan y entonces deberían decir que no tienen ni tan solo mayoría simple porque, sin ley de reparto de diputados, solo cabe contar votos. Quizás la falacia que les comento tenga sentido para los miembros de la CUP, un partido anticapitalista y antisistema encumbrado por los partidos independentistas necesitados de apoyos. En cualquier país democrático europeo, la CUP tendría un papel insignificante. Además, y como nota al margen, siempre me ha parecido curioso un partido antisistema que cree en las naciones (un concepto del siglo XIX) y en hacer la revolución en un solo país por ende pequeño como es Cataluña..

Estamos en septiembre, el mes de la Diada y de la moción de confianza del president Puigdemont. Vuelven las voces altisonantes, pero cada vez van teniendo menos consistencia. La gente no cree que por el hecho de decir que la Icaria ideal está cerca, vaya a producirse ningún milagro. Pero la gente tiene ganas de cambios, no le gusta lo que ve y tiene derecho a votar sobre reformas que mejoren las cosas. Yo estoy entre los que creen en la solución federal no sólo para el problema de Cataluña y España sino para el futuro de Europa. Creo sinceramente que o Europa camina hacia una Constitución federal (con todos los problemas que esto comporta por la resistencia de las naciones del siglo pasado) o difícilmente tienen futuro. Y en este camino creo en la necesidad de una reforma constitucional en sentido federal (por ejemplo, una concreción de la declaración aprobada en Granada por los socialistas españoles), lo que no dejaría de ser un paso importante.

Para mi el verdadero referéndum catalán se dará el día que se apruebe una Constitución nueva en sentido federal en España y se someta a refrendo del pueblo. Entonces votaré según mis convicciones pero no sobre un si o un no a no se qué sino sobre un si o un no a un texto que pueda estudiarse, un texto que debe ser claro. Recuerden que el tan cacareado referéndum sobre Quebec se hizo para dar un si o un no a un texto acordado entre los gobiernos de Quebec y Canadá. ¿Y qué es una Constitución (y mucho más si es realmente federal) sino un acuerdo entre Cataluña y las demás autonomías y España?

Francesc Esteva es profesor emérito del CSIC, fundador del PSC y de Federalistas d'Esquerres.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50