El tren pierde un 21,4% de usuarios en una década en Tarragona

Pese al maquillaje horario pactado por Adif y la Generalitat los trenes suman casi 80 horas de retraso en un mes

Pasajeros de un tren afectado caminan por las vías.
Pasajeros de un tren afectado caminan por las vías.@kgaseni

El tren carga casi 1.000 pasajeros menos cada día en Tarragona. Así lo atestigua un estudio realizado por diversas plataformas de usuarios del transporte público y que, en base a los datos del Ministerio de Fomento, sentencia que en los últimos diez años los regionales han perdido un 21,4% de los pasajeros en Tarragona. Los convoyes adelgazan a un ritmo de 358.000 pasajeros menos cada año en una región con cuatro millones de viajeros al años. "La falta de inversión es la clave", asegura Daniel Pi, de la asociación Promoció del Transport Públic (PTP). "La falta de fiabilidad del tren hace que la gente no confie en él. Hay que cambiar esta inercia", señala Montse Castellà, de la Plataforma Trens Dignes a les Terres de l'Ebre.

Más información

Las entidades han convocado, el próximo 10 de octubre en Vila-seca, una concentración para exigir soluciones al maltratado servicio ferroviario del sur de Cataluña, una red donde las incidencias y los retrasos son constantes.

En este sentido, el colectivo de usuarios denuncia que, tras el apaño con los horarios acordado este verano por el departamento de Territorio y Adif, la línea R16 que enlaza Barcelona con Tortosa esconde casi tres horas de retrasos diarios. "Hay 169 minutos de trampa cada día", lamenta Montse Castellà. A pesar de que el consejero Josep Rull había asegurado que la Generalitat jamás aceptaría incorporar las demoras a los horarios, el acuerdo entre Territorio y Adif dió luz verde a incrementar el tiempo oficial de los trayectos. De este modo, por ejemplo el tren que sale a media mañana de Tortosa, y que hasta el 4 de agosto tenía fijada su llegada a Estació de França a las 13:23, ha visto adelantada su salida casi un cuarto de hora y su final de destino ha sido retardado tres minutos más.

Adif y Territorio convienen que, dada la imposibilidad de acelerar los viajes para ceñirse al tiempo que marcaban las pantallas, lo más sensato para no engañar al usuario era dilatar el plan horario.

Plataforma Trens Dignes denuncia que, pese al maquillaje de los horarios los convoyes siguen siendo impuntuales. En poco más de un mes acumulan casi 80 horas de demoras.

Daniel Pi indica que la caída de usuarios de los regionales no se explica por un incremento de la venta de billetes en la alta velocidad. "Este fenómeno sí se ha dado en Girona o en Lleida, pero no en Tarragona porqué la ubicación de la estación Camp de Tarragona actúa de disusasorio", observa.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50