Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El bordillo que impide a Mayte volver a casa

Un muro y una acera obstaculizan desde hace diez años la vuelta a su hogar a una mujer de 55 años y con un 97% de discapacidad

Mayte Corbacho es ayudada por un vecino en una calle del barrio de Entrevías.

Desde hace diez años, salir sola de su casa es para Mayte Corbacho una odisea, y volver a entrar en ella es imposible. Esta mujer de 55 años vive en la calle de Santa María del Sagrado Corazón, en el madrileño barrio de Entrevías (distrito de Puente de Vallecas), y sufre un 97% de discapacidad. Se desplaza en una silla de ruedas eléctrica. Un tabique de un metro de altura situado frente a su portal y los bordillos de la acera son los obstáculos que le impiden moverse con libertad.

Corbacho, con el apoyo de la Asociación de Vecinos Vive Entrevías, solicitó al Ayuntamiento en 2013 la eliminación de estas barreras arquitectónicas, que soporta desde hace diez años, cuando sufrió el ictus que la condenó a la silla de ruedas. El Consistorio afirma que reformará la calle en un plazo de un mes y medio.

“Mi día a día es una catástrofe”, denuncia Corbacho, que era funcionaria cuando sufrió el ictus. Vive sola en un pequeño dúplex de 60 metros cuadrados adaptado. Solo puede mover el brazo derecho, y con ayuda de una muleta es capaz de desplazarse por casa unos metros. Una asistenta le ayuda cada mañana y cada noche a ducharse y a hacer la comida.

Corbacho lucha por una integración normalizada y tres días a la semana sale de su casa para ser tratada por un fisioterapeuta. Lo que no puede hacer es volver a su hogar sola, ya que su silla no puede superar los bordillos de ninguna acera. “Yo salgo porque soy decidida, pero tengo miedo a caerme o a que me pille un coche”, cuenta. Cada día varios vecinos están pendientes de ella para ayudarla a subir la acera cuando regresa. Hasta hace tres años se desplazaba en una silla de ruedas mecánica. Cuesta imaginar la odisea de baches y grietas que tendría que superar sin motor.

Al salir de su casa, Corbacho tiene que bajar la acera de espaldas con la silla y debe avanzar varias manzanas por el asfalto, junto a los coches, para encontrar una rampa que le permita volver a la zona peatonal. Al regresar, tiene que llamar a algún vecino. Ya ha tenido que cambiar cuatro ruedas de la silla para poner neumáticos macizos por el impacto que sufren al bajar los bordillos. “Me da miedo caer o que me atropelle un coche”, relata. “A Mayte le gusta tener independencia y salir y entrar en casa cuando le place”, explican los vecinos. En cualquier caso, “nunca pierde la sonrisa y se ríe por todo”, aclaran.

“La suerte que tiene Mayte es que los vecinos son muy solidarios”, explica Antonio Abarca, presidente de la Asociación de Vecinos Vive Entrevías. Francisco Javier Jiménez, uno de los más implicados, no entiende por qué no se liquida una obra tan sencilla. “Dan ganas de salir con un pico y un poco de cemento y arreglar esto de una vez”, exclama. Juan Miguel Rojo, otro de los vecinos de Corbacho, se muestra indignado con el concejal del distrito de Puente de Vallecas, Francisco Pérez: “Cuando estaba el Tele K [televisión local de la que fue director], era el primero en venir a denunciar estos temas”. El presidente de la asociación aclara que el Ayuntamiento dispone de una partida de dos millones de euros para eliminar barreras.

El concejal socialista en el Ayuntamiento de Madrid Antonio Miguel Carmona denuncia la situación de Corbacho: “Es una obra menor lo que hace falta. Pedimos que se cumpla la ordenanza de accesibilidad”, explica. “Todos los años dicen que el próximo año, y un gobierno que no permite salir de su casa a una discapacitada por negligencia no merece gobernar”, concluye.

El concejal de Ahora Madrid y presidente de los distritos de Puente y Villa de Vallecas, Francisco Pérez, explica que “el problema de Mayte no es único, y hay muchas zonas que reparar. Lamentablemente, en el barrio ha habido un abandono que ha llevado a este tipo de situaciones”. Afirma que los 686.000 euros que el Ayuntamiento van a invertir en el distrito el año que viene es “más que la suma de todo lo que invirtió el PP en cinco años”.

La Asociación de Vecinos Vive Entrevías ha puesto esta semana una denuncia ante el Defensor del Pueblo en defensa de los derechos de Mayte Corbacho. La asociación pidió por escrito a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, el cese del concejal de distrito.

¿Qué dice la ley sobre las barreras arquitectónicas?

La ley de la Comunidad de Madrid sobre barreras arquitectónicas considera que lo es “cualquier impedimento, traba u obstáculo que limite o impida el acceso, la libertad de movimiento, la estancia y la circulación con seguridad de los ciudadanos”. Las barreras urbanísticas son las existentes en las vías públicas y en los espacios libres de uso público.

El pavimento de las zonas peatonales tiene que ser duro y estable, sin piezas sueltas. Las aceras no deben presentar cejas, resaltes, bordes o huecos que haga posible el tropiezo de personas. No puede ser deslizante en seco o mojado.

Existe un fondo comunitario para financiar la eliminación de barreras arquitectónicas, urbanísticas y de la comunicación sensorial (para ciegos o sordos). Anualmente se destina un porcentaje de esta partida para subvencionar los programas específicos de cada ayuntamiento.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información