Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los refugiados protagonizan el acto institucional de la Diada

La explanada del Born acoge por primera vez la ceremonia

Diada
Izada de la 'senyera' en el Born.

La vocación de tierra de acogida que tiene Cataluña y el paso constante de emigrantes por su territorio ha sido el hilo conductor del acto institucional con el cual este sábado se ha conmemorado el Onze de Setembre en Barcelona. Una fina lluvia obligó a parar la representación dos veces hasta que una hora después de lo que estaba programado (21.30) se retomó ya sin interrupciones.

La explanada del Born Centre de Cultura i Memòria ha acogido por primera vez la ceremonia, que tradicionalmente se realizaba en el parque de la Ciutadella, y que han encabezado el presidente Carles Puigdemont y la presidenta del Parlament, Carme Forcadell. PP y Ciudadanos volvieron a estar ausentes en un acto que tildaron de “separatista”. Sí estuvieron la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y los expresidentes de la Generalitat Artur Mas y José Montilla.

El acto inició con la izada de la gran senyera que hay delante del antiguo mercado. El montaje de Josep Maria Mestres ha recogido las vicisitudes del pueble gitano, el exilio de la Guerra Civil y los refugiados sirios. “Cataluña siempre ha sido un lugar de paso. El país pertenece a una cultura de mestizaje”, aseguraba uno de los textos leídos durante el acto. También se leyeron pasajes de Els Altres Catalans, de Paco Candel y fragmentos de obras de Pere Calders y Antonio Machado.

La música incluyó Va pensiero, de Verdi, un extracto de la ópera Nabucco, y la Danza española número 5, la Andaluza, de Enric Granados. Uno de los momentos más efusivos ha sido la interpretación del himno del pueblo gitano.

Más información