Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Diana, si apareces te juro que te mato, te mato a besos y abrazos”

La hermana menor de la madrileña desaparecida en A Pobra do Caramiñal publica una carta en Facebook. La Guardia Civil revisa las últimas llamadas telefónicas de la chica

Diana Quer, en sus vacaciones en A Pobra.

"Cada día, hora, segundo que paso sin ti es cada vez más largo. Quiero que aparezcas y poder decirte todo lo que no he sido capaz de decirte cuando estabas a mi lado. Que te quiero Diana, que hay miles y miles de hermanas y yo he tenido la suerte de tener, además de a la más pesada, a la mejor de todas. Todos esos besos, abrazos, que no te he dado te los daría ahora. Si apareces te juro que te mato, te mato a todos los besos y abrazos que no te he dado". Valeria, la hermana menor de Diana Quer, la madrileña de 18 años desaparecida hace ya cinco días en A Pobra do Caramiñal (A Coruña), ha creado una página en Facebook (AyudaDianaQuer) para difundir la causa que mantiene en vilo a su familia. En ella publica una carta abierta y pide que sea difundida a través de los medios de comunicación, convencida, como sus padres, de que la chica alta, morena y delgada puede hallarse a estas alturas en cualquier lugar. También la Policía Judicial de la Guardia Civil, que investiga el caso desde A Coruña —con la intervención de algunos miembros del equipo que investigó el asesinato de la niña Asunta Basterra— ha puesto en alerta a todos los cuarteles de España. Además de revisar cámaras urbanas, los agentes están tratando de comprobar todas las llamadas entrantes y salientes del número de teléfono de Diana en los últimos días, pese a que el terminal no ha sido localizado y sigue apagado desde la madrugada del lunes.

"Nunca me he portado muy bien contigo y, a decir verdad, en estos momentos es cuando uno valora lo que tiene, cuando está a punto de perderlo. Y si te pierdo a ti me pierdo yo también, donde tú vayas, yo voy contigo", sigue la emocionada misiva de la menor: "Has pasado miles de cosas, has superado la anorexia y miles de adversidades. Y has sido capaz de superarlas con esa sonrisa que tienes, y digo tienes porque tengo la esperanza de que la sigas teniendo y sé que la sigues teniendo". "Vuelve, Diana. Aquí hay muchas personas que te necesitamos, incluso más de las que tú te piensas", le ruega a la desaparecida.

Ayer, al tiempo que un perro adiestrado en la búsqueda de personas vivas rastreaba el camino que lleva desde el paseo de A Pobra do Caramiñal hasta la urbanización en la que tiene su segunda residencia la familia madrileña, un policía judicial tomaba testimonio en el Ayuntamiento a varias personas que creían tener algún dato que aportar a las pesquisas. Los intentos por encontrar alguna pista que lleve a Diana María Quer López-Pinel fue infructuosa, y se prolongaron a lo largo del día en el paseo de A Xunqueira, un cenagoso espacio natural con pasarelas de madera en cuyas inmediaciones instalaron su campamento los feriantes durante las fiestas locales. La noche en la que se esfumó sin dejar ningún rastro, Diana envió un último mensaje de WhatsApp en el que advertía: "Me estoy acojonando, un gitano me estaba llamando". Los agentes también se trasladaron ayer al espectacular río Pedras, más alejado pero también dentro de los límites del municipio, que discurre encajonado, ladera abajo, formando grandes pozas entre las rocas.

La de los feriantes no es la única línea de investigación que se sigue. "Todo está abierto", reconoce el padre de la joven, Juan Carlos Quer, que como su exesposa y su hija pequeña pasa los días con el corazón encogido aguardando una llamada o una visita de los investigadores. "Diana, si me puedes ver, no te preocupes, seguiremos buscándote, no te dejaremos sola", acertó a decirle a su hija a través de los medios de comunicación congregados a las puertas de su chalé pareado la destrozada madre de la chica, Diana López-Pinel.

"Quitadme todo lo que tengo menos a mi hermana, a mi hermana devolvédmela sana y salva"

"Que este dolor se me pase con la cura de tu compañía, te necesito aquí a mi lado, cerca", concluye la carta publicada por Valeria Quer. "Por favor, estés donde estés, como estés, vuelve. Y vuelve con esa sonrisa que siempre le has puesto a las adversidades de la vida. Quitadme todo lo que tengo menos a mi hermana, a mi hermana devolvédmela sana y salva".

Más información