Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Poble Espanyol quiere conquistar a los catalanes

Solo el 8% de los visitantes del conjunto monumental es barcelonés

La Fundación Fran Daurel del Poble Espanyol, que expone más de 300 esculturas de arte contemporáneo
La Fundación Fran Daurel del Poble Espanyol, que expone más de 300 esculturas de arte contemporáneo

Visitantes 9, locales 1. Los extranjeros ganan por goleada a los catalanes en las visitas del recinto del Poble Espanyol de Montjuïc, en el que se reproducen a escala real 117 edificios de toda España desde 1929, según datos proporcionados por sus responsables. “Uno de los retos principales es el de atraer al público local y alrededores”, destaca Salvador Rovira, director adjunto del Poble Espanyol. Solo el 10% de las 1.300.000 personas que acuden anualmente son de Cataluña, de las cuales solo un 8% proviene de la comarca del Barcelonés. “La gente viene cuando hay una actividad concreta, pero no a visitar el recinto como lo haría un turista”, explica. Aun así, los catalanes han comenzado a atravesar las murallas de Ávila que franquean el acceso gracias a la oferta cultural que albergan sus 49.000 metros cuadrados.

“Hemos querido potenciar este aspecto y el portafolio de productos estratégicos, englobados bajo el paraguas de Nits d’Estiu, se ha ampliado para que la gente de Barcelona venga a disfrutarlas”, explica Rovira. Propuestas como los conciertos de Nits de Blues o las proyecciones de cortometrajes de Mecal Air, ambos en la plaza de Baluarte, que han ambientado las noches veraniegas del Poble Espanyol desde sus primeras ediciones. Este año también se han incluido novedades como el festival humorístico RiuEstiu y el fenómeno de cine con karaoke Sing-Along, situados en la Plaza Mayor, que la convierten en uno de los escenarios al aire libre más grandes de Barcelona. Será por eso que en 2014 acudieron unas 60.000 personas, 85.000 en 2015 y este año ya se han alcanzado los 130.000. Con la entrada a cada acto se incluye la de todo el recinto.

Una de las obras que puede verse en la Fundación Fran Daurel del Poble Espanyol
Una de las obras que puede verse en la Fundación Fran Daurel del Poble Espanyol

“Son actividades pensadas para el público local, para desestacionalizar un poco la temporada turística, y lo positivo es la evolución creciente que ha habido, de más del 50% respecto a 2014”, señala Rovira. Iniciativas como el primer Festival de Flores y Jardines de Barcelona del pasado marzo o la consolidada Fiesta de Fin de Año —celebrada durante más de dos décadas— son algunos de los eventos que completan las propuestas.

Además de la artesanía y la gastronomía, Rovira ha remarcado que “cada domingo se realizan actividades culturales para las familias”. Éstas están relacionadas con la música, la danza, el teatro o el circo, pero la magia también tiene cabida gracias al espectáculo Magia Junior! que se representa durante agosto. Actualmente unas 1.500 familias, la mayoría barcelonesas, cuentan con un abono que le permite participar en una cincuentena de actividad culturas y lúdicas. Además, 60.000 estudiantes acuden al año de visita (algo que se ha repetido durante generaciones), como una de las actividades extraescolares programadas durante el curso.

Vivir la visita con realidad inmersiva

Para mantener el equilibrio entre la oferta cultural y la turística, el Poble Espanyol contará a partir de 2017 con un nuevo proyecto realizado junto a la productora Mediapro: “En vez de dividir el conjunto monumental por comunidades autónomas, se ha reorganizado el recinto y se ha simplificado a cuatro zonas de España, que tendrán un local donde habrá experiencias típicas de cada una de ellas”, explica su director adjunto. En el proyecto se prevé añadir otra zona —llamada Feeling— donde se recrearán fiestas y tradiciones, como experimentar los Sanfermines o estar dentro de un castell. “Se ha creado un audiovisual que al mismo tiempo te da la sensación de que estás inmerso dentro de la experiencia”, afirma

Sin embargo, la gran desconocida para el público barcelonés es la oferta de arte contemporáneo que ofrece la Fundación Fran Daurel. “La gente no es consciente del activo que tenemos, de hecho, cuando vienen y lo descubren se quedan sorprendidos”, expresa Rovira. En el edificio, inaugurado en 2001, se encuentran alrededor de 300 obras de artistas internacionales —como Picasso, Miró, Dalí, Tàpies, Barceló o Chillida— y actualmente acoge la exposición temporal de Los Madrazo y Catalunya. Las pinturas forman parte de la colección del empresario Francisco Daurella. El año pasado visitaron (la entrada está incluida con el acceso al Poble Espanyol) este centro más de 200.000 personas

La fundación cuenta con más de 3.000 metros cuadrados de jardín en el que contemplar el paisaje barcelonés desde un mirador y permite pasear entre las 41 esculturas de 27 artistas contemporáneos como Manuel Álvarez, Elisa Arimany o Josep Canals. “Con del arte también se puede conocer parte de la cultura y la historia del Poble Espanyol”, concluye Rovira.