Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La primera ‘supermanzana’ de Barcelona arrancará en septiembre en Poblenou

La velocidad máxima de los vehículos privados será de 10 kilómetros por hora y se limitará su circulación dentro del perímetro delimitado

La primera ‘supermanzana’ de Barcelona arrancará en septiembre en Poblenou

El barrio de Poblenou (distrito de Sant Martí) albergará la primera supermanzana de la era Colau. El Ayuntamiento de Barcelona abordará en septiembre la primera fase de la implantación del Plan superilles, que prevé transformar la movilidad de Barcelona para ganar espacios peatonales hasta zonas del Eixample. El objetivo del Consistorio es extender las supermanzanas en toda la ciudad hasta "liberar" casi en un 70% el espacio de Barcelona.

A partir del 5 de septiembre se limitirá a 10 kilómetros por hora la velocidad máxima para todos los vehículos privados a motor, que se verán obligados a girar en cada cruce interior. De este modo, se evita que puedan cruzar todo el tramo en línea recta para desincentivar su circulación. Capitales como Madrid, Nueva York o París, ya han mostrado su interés para exportar este modelo "único en el mundo", según Janet Sanz, teniente alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad.

El proyecto es una vieja idea heredada de dos legislaturas atrás, cuando el PSC, ICV —hoy integrada en Barcelona en Comú— y ERC proyectaron varios barrios con esta idea. Con vistas al modelo que ya se implementó en el casco antiguo de Gràcia, el área de Poblenou comprenderá nueve manzanas y su perímetro estará delimitado por las calles Badajoz, Pallars, Llacuna y Tànger que incluye tramos de las calles Ciutat de Granada, Roc Boronat, Almogàvers y Sancho d'Àvila.

También se desplazarán varias paradas de autobús y se reducirán las plazas de aparcamiento. Sanz resaltó que los cambios en la movilidad serán definitivos, pero que los usos que se decidan podrán modificarse tras evaluarlos, y concretó que en esta fase se invertirán 55.000 euros de los diez millones destinados a la implantación de supermanzanas, que se seguirán desplegando en Sant Martí en sentido Besós y Mar y avanzando hacia toda la ciudad hasta que se conforme "todo un sistema de supermanzanas”, según el director de Modelo Urbano, Ton Salvadó. Por el Poblenou pasan unos 140.000 vehículos al día, y según Sanz, eliminando la circulación por los interiores podrían llegar a pasar 385.000 con la misma velocidad, por lo que no habría “problemas de congestión ni de tráfico”.

Cuatro plazas nuevas

Una vez que se apliquen los cambios de movilidad —a partir del 5 de septiembre—, se iniciará un nuevo proyecto hasta el día 22 coordinado por la Confederación de Talleres de Proyectos de Arquitectura para construir nuevo mobiliario urbano con material reciclado. El director de la Agència d'Ecologia Urbana, Salvador Rueda, explicó que el plan incluye la creación de cuatro nuevas plazas de 2.000 metros cuadrados. Cada una se destinará a una temática diferente, centrada en cuatro derechos ciudadanos: el derecho al entretenimiento; a la cultura; al intercambio económico y a la libertad de expresión.

Durante este período 200 alumnos de talleres de arquitectura presentarán sus proyectos para crear las 4 plazas en torno a estas cuatro temáticas. La teniente alcalde se ha comprometido además a mejorar la frecuencia de las líneas de autobuses que circulen por la supermanzanapara que todos vecinos tengan una parada "a menos de 300 metros" de sus casas.