Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona prioriza la mejora del asfalto de los carriles bici y de autobús

De los 40 millones destinados a la mejora del pavimento hasta 2020, más de la mitad se invertirán en el mantenimiento de las dos vías

Obras en el paseo de Sant Joan el pasado verano
Obras en el paseo de Sant Joan el pasado verano

El Ayuntamiento de Barcelona invertirá 25,3 millones de euros para el mantenimiento y reparación del asfalto de los carriles bicis y carriles bus entre 2017 y 2020. Lo que supone más de la mitad del presupuesto (40 millones de euros) que el consistorio prevé invertir en la mejora de todo el pavimento y la calzada de la ciudad. En noviembre de 2015, el Gobierno de la alcaldesa de Barcelona Ada Colau presentó El Plan Estratégico de la Bicicletaque previa invertir 32 millones de euros hasta el final de su mandato para llegar hasta los 300 kilómetros de carril bici.

La licitación de la contrata para la mejora de los dos carriles se prevé adjudicar en otoño y entrará en vigor a principios de 2017, según ha anunciado este jueves la teniente alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz. La teniente alcalde ha anunciado también la aprobación de dos contratos de obras de mantenimiento y renovación de los pavimentos del resto de red viaria para este año y 2017, valorados cada uno en 5,8 millones de euros. Los 5,8 millones anuales de estos contratos (que prevén actuaciones en espacios como la avenida Josep Tarradellas y las calles Pau Claris y Escorial en el primero y en las plazas Alfons Comín y Karl Marx en el segundo) se incluyen en el Plan de Rehabilitación Integral de la ciudad, que prevé una partida de 15 millones en todo el mandato para pavimentaciones.

El Ayuntamiento se ha marcado como objetivo actuar en los 12 millones de kilómetros cuadrados de calzadas de la ciudad. De estos 12 millones de kilómetros, cuatro se repararán con asfalto sonoreductor, que alivia el ruido en un 10% y que Barcelona lleva implantando desde el 2000. A falta de concretar en qué barrios mejorará la pavimentación con este asfalto, Sanz ha afirmado "que el objetivo es intentar llegar a todos, sobre todo en los que sufren un mayor impacto acústico".

El contrato de 25,3 millones destinado a la mejora del los carriles bici y bus prevé también implantación de un servicio de mantenimiento totalmente eléctricos, utilizar máquinas de baja contaminación acústica y atmosférica y fomentar el empleo de personas con dificultades de inserción que estén inscritos en la bolsa de trabajo de Barcelona Activa. "Se priorizará la contratación de colectivos que están en paro o que tienen algún tipo de discapacidad", ha dicho Sanz frente a la obras de mejora del carril bus de la Avenida Diagonal, a la altura de la plaza de Pius XII.