Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos en Girona dos hermanos acusados de financiar al Estado Islámico

La Guardia Civil les investiga además por colaboración con grupo terrorista y autoadoctrinamiento

ISIS.  La Guardia Civil, en el inmueble registrado. ATLAS

La Guardia Civil detuvo este miércoles a las cuatro de la madrugada a dos hermanos de 32 y 22 años en Arbúcies (Girona) acusados de formar parte de una red que se dedicaba a recoger dinero que se destinaba a financiar al Estado Islámico (EI). Los dos hermanos, Omar y Abdhelak E. J., están acusados de financiación de terrorismo yihadista, de colaboración con grupo terrorista y de autoadoctrinamiento. Por primera vez, los agentes descubren remesas de dinero destinadas directamente al Estado Islámico.

Los agentes de información registraron durante ocho horas los dos domicilios en las calles de Segimon Folgueroles y de Germana Assumpta de la localidad, de donde se llevaron abundante material informático, dinero en efectivo y teléfonos móviles. Los dos hermanos detenidos, junto a un tercero que también vivía en Arbúcies pero que se marchó a Siria —donde creen que ha muerto en combate—, son sospechosos de enviar fondos al Estado Islámico. Los trámites se hacían supuestamente a través de identidades falsas, que atribuyen a gestores del grupo terrorista.

Hace más de diez años que los tres vivían en Arbúcies, un municipio de 7.000 habitantes en el interior de Girona, que tiene un 25% de población inmigrante, la mayoría musulmanes. El mayor de los dos detenidos está casado con una mujer española del municipio, que trabaja en tareas de limpieza en el Ayuntamiento. Tiene dos hijas, de tres y ocho años escolarizadas, y él está empleado en una empresa local que se dedica a la fabricación de autobuses. Una vecina de la pareja, Anna M., asegura que en los últimos tiempos Abdhelak había pedido a su esposa que se cubriese con el velo, informa Mai Montero.

Ninguna sospecha de radicalización

La detención de dos hermanos en la pequeña localidad de Arbúcies, en el interior de Girona, acusados de financiar al grupo terrorista Estado Islámico causó ayer consternación en el pueblo. Su alcalde fue el primero en asegurar que nada les hacía presagiar la supuesta actividad de ambos hermanos. Asimismo, conocidos y allegados de la familia aseguraron que hasta el momento las costumbres y las actitudes de los detenidos no hacían sospechar ningún tipo de radicalismo. Las respectivas páginas de Facebook de los detenidos son también elocuentes. El mayor de los dos, Abdhelak E. J., tiene varias fotos con sus hijos y practicando artes marciales con su hermano menor, Omar, también detenido. Este también se muestra en varias fotografías en abierto, donde se le ve con traje, haciéndose selfies,con amigos y con sus sobrinos “Han destrozado a dos familias”, han lamentado personas cercanas a los detenidos, que aseguran que ese dinero iba a su cuñada y a los hijos que seguían en Siria después de la muerte de Bachir.

El otro detenido, Omar, de 22 años, no tiene ocupación fija, según explicó el alcalde del municipio, Pere Garriga. El tercer hermano, Bachir, que según los investigadores viajó a Siria hace cerca de dos años, trabajaba también en la zona, en este caso en la conducción de autobuses de la empresa La Hispano Hilariense, que hace rutas por la provincia. A pesar de que en el municipio trascendió que se había marchado a Siria con su mujer y sus dos hijos, no hubo ningún elemento que llevase a pensar a las autoridades locales que el resto de hermanos se hubiesen radicalizado.

Células, grupos o redes

"El 62% de los detenidos en España por actividades relacionadas con Estado Islámico pertenecía a células, grupos o redes que, entre otras, llevaba a cabo tareas de financiación”, explica Fernando Reinares, catedrático de la Universidad Rey Juan Carlos e investigador del Real Instituto Elcano. “Lo novedoso en esta operación es que ya no se trata de conseguir recursos económicos con los que cubrir las propias necesidades de los individuos implicados en una célula o pequeño grupo yihadista, sino de contribuir desde España tanto a la financiación misma de la organización Estado Islámico como de la burocracia que ha instaurado en las zonas de Siria e Irak bajo su control”, apunta.

Los investigadores han constatado además que la actividad de financiación era “permanente”, no únicamente mientras el hermano fallecido seguía vivo en Siria, según una nota del Ministerio del Interior. El departamento destaca además que la aplicación de la ley de Prevención para el Blanqueo de Capitales y de la Financiación del Terrorismo ha sido fundamental para la detección e investigación de las transferencias financieras internacionales que utilizaba la célula. Y señala también la importancia que tiene la interrupción de los circuitos de captación y envío de yihadistas así como los flujos financieros que permiten el mantenimiento de estructuras y el desarrollo de operaciones terroristas en Europa. La investigación ha sido coordinada por el Juzgado Central de Instrucción 1 de la Audiencia Nacional y la fiscalía adscrita a la misma.

Más información