Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlament insta al Ejecutivo a conservar las 97 obras de Sijena

Todos los grupos, salvo Ciudadanos, se oponen a que los 97 objetos salgan de Cataluña

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, interpela al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante la sesión de control al Govern.
La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, interpela al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante la sesión de control al Govern. EFE

El Parlament ha aprobado esta tarde, por 102 votos a favor, 25 abstenciones y ningún voto en contra, una resolución en la que insta al Gobierno catalán a tomar todas las medidas necesarias para que se conserven en el Museo de Lleida y en el Museo Nacional de Cataluña (MNAC) las obras procedentes del Monasterio de Sijena. La propuesta se ha debatido de urgencia después de que un auto de la juez de Huesca obliga a devolver a Aragón, antes del 25 de julio, 97 piezas repartidas en aquellos dos centros. La resolución ha contado con el apoyo de todos los grupos, desde el Partido Popular a la CUP. Ciudadanos ha optado por la abstención y ha afeado a PP, PSC y Podemos que voten de forma diferente respecto a sus compañeros de partido en Aragón. De hecho, el PP, C's, el PAR y la Chunta Aragonesista ha calificado de "insulto" la resolución del Parlament.

La mayoría de portavoces han alegado que las obras en cuestión, encuadradas en uno de los tres litigios que tienen abierto las dos comunidades, deben de permanecer en Cataluña porque la Generalitat las adquirió en los años 80 y 90 de forma legítima; porque su marcha rompería el criterio de unidad de la colección y porque su traslado implicaría ponerlas en riesgo. El PP se ha alineado con la mayoría de la Cámara al alegar su diputada Marisa Xandri que los catalanes que no quieren romper con España también tienen derecho a defender que las obras se queden en Cataluña.

“La resolución es una declaración de intenciones pero nosotros cumpliremos las sentencias. No se trata de ir en contra de nadie sino de estar a favor de un patrimonio que se ha preservado de la mejor forma posible”, ha afirmado Xandri que ha precisado que la resolución no invita en ningún momento a desacatar. La controversia sobre la posición del PP trascendió después de que el Patronato del MNAC, del que el Ministerio de Cultura ostenta un tercio del mismo, acordara presentar un recurso contra otra sentencia que obliga a retornar las pinturas murales alojadas en el museo. El acuerdo del patronato contempla ese recurso pero también subraya que el consejero Santi Vila cumplirá las sentencias como la relacionada con los 97 objetos religiosos. El patronato solo ha pedido en este punto que no podrá devolverlos, como establece el fallo, antes del 25 de julio por razones técnicas al estar sujetos a la normativa catalana sobre patrimonio.

La Cámara invita al Ejecutivo a realizar las acciones necesarias para que las obras sigan en el Lleida y en el MNAC

El debate, de hecho, ha colocado en una cuestión incómoda al consejero, que ha sido elogiado por la diputada de Ciudadanos, Sonia Sierra, por su disposición a acatar las resoluciones judiciales. Sin embargo, el resto de portavoces ha invitado a Vila a explorar todo el recorrido jurídico posible para frenar el traslado, de acuerdo con el Estatut y las leyes de Museos y del Patrimonio Cultural Catalán. El Departamento de Cultura está aún a la espera de que la Audiencia Provincial de Huesca dicte una sentencia sobre un recurso que presentó sobre el mismo caso.

Pregunta al Gobierno de Aragón: ¿Reclamarán también los bienes de Sijena que están en el Prado y Toledo? Esto no va de arte. Va de política", dice la CUP

La Junta de Museos se opone al traslado

La Junta de Museos de Cataluña ha acordado esta tarde oponerse al traslado de las piezas del Museo de Lleida porque al tratarse de obras catalogadas su marcha implicaría infringir la Ley de Patrimonio Catalán. De igual modo, avisa que, aunque se realicen los trámites administrativos para legalizar el traslado, se volverá a oponer porque pondría en crisis el Consorcio del Museo de Lleida. La Junta descarta paralelamente el traslado de piezas del MNAC hasta que no disponga del informe técnico que garantice las condiciones de conservación y de seguridad de su nueva ubicación. Entonces, volverá a emitir otro informe.

El socialista Óscar Ordeig ha sostenido que el conflicto no es de carácter "identitario" sino que obedece solo la “razón y al sentido común”. “La resolución es seria y ponderada. No es una estridencia de guerra entre un territorio y otro. La Generalitat actuó bien cuando adquirió esos bienes en los años 80 y 90”, ha dicho. Y ha deslizado que el conflicto inquieta al Ministerio de Cultura en tanto en cuánto otros museos diseminados por España cuentan con bienes de Sijena.

La portavoz de la CUP, Mireia Boya, ha interpelado directamente al Gobierno de Aragón y le ha invitado a contestar si reclamará el retablo mayor de Sijena, alojado en el Museo del Prado, u otros bienes que están en el Museo de Toledo. “¿Por qué solo hace con las obras de Cataluña? Es solo una cuestión política. No es nada más. No va de arte. Va de política”, ha señalado Boya, que ha realizado toda su intervención en aranés. Gemma Lienas, portavoz de Catalunya Sí que es Pot, ha alertado que el traslado de los bienes implicaría un "riesgo mayúsculo" para su integridad amén de incumplir la legislación catalana. Josep Maria Forner, de Junts pel Sí, ha abundado que es "un disparate técnico" y ha recordado que la adquisición se hizo de forma correcta y cuando el Monasterio de Sijena aún dependía de la Diócesis de Lleida.

Ciudadanos ha culpado a todos los grupos no independentistas de mantener un doble discurso a un lado y otro del Ebro. "¿A quien creemos? ¿Al PSC y PP de Cataluña ¿A los Aragón? ¿Mienten a los aragoneses o los catalanes? Somos los únicos que decimos lo mismo en toda España”, ha señalado la diputada Sonia Sierra, la única que ha obviado en el debate si el traslado podía dañar a las obras. Pese a todo, ha optado por la abstención. “¿Sabe lo que le da rabia?”, le ha recriminado Ordeig. “Que el PP le haya pasado la mano por la cara. No es un conflicto entre territorios. Es un conflicto legal. Que los aragoneses defiendan lo suyo y ustedes defiendan los intereses de los catalanes”.