ENTREVISTA

Presidente de Vueling: “El campo de juego se ha complicado”

Javier Sánchez-Prieto asegura que la aerolínea trata de normalizar la situación con más aviones y tripulaciones de reserva y estudia agrupar vuelos

El presidente de Vueling, Javier Sánchez-Prieto.Gianluca Battista

Los 90 primeros días de Javier Sánchez-Prieto (Madrid, 1969) al frente de Vueling han sido especialmente complejos. La aerolínea del grupo IAG provocó el caos en el aeropuerto de Barcelona, su principal base, con retrasos generalizados y la cancelación de decenas de vuelos, que solo el fin de semana pasado afectaron a más de 8.000 pasajeros.

Pregunta. ¿Vueling está en condiciones de garantizar que no se repetirá ese caos?

Respuesta. Al planificar la temporada vemos cuántos aviones y tripulaciones tenemos para cubrir las operaciones. En la industria, la ratio es de entre 4,8 y 5 tripulaciones por avión, y nosotros tenemos 5,6. A partir de ahí, valoramos imprevistos: desde el mal tiempo, una huelga o una regulación de ATC [control de tráfico aéreo]. Y en función de todo eso se incrementan los recursos con aviones y tripulaciones de reserva para dimensionar la operación a un cierto nivel de incidencias. ¿Qué ocurre este año? Que el nivel es bastante mayor.

No es una excusa, pero ha habido 13 huelgas en 14 semanas”

P. ¿Esa es la razón de las cancelaciones y retrasos?

R. No es una excusa. Algo está cambiando estructuralmente en el sector y nuestra responsabilidad es dimensionarnos para cubrilo. Ryanair ayer decía que ha habido 13 huelgas de controladores en 14 semanas. Hay otro dato: la evolución del porcentaje de vuelos regulados por ATC en Europa. En 2014 y 2015 era de alrededor del 15% y planificamos de acuerdo a esa proporción, pero en junio y julio prácticamente estamos en un 40%. Las regulaciones pueden durar 40 minutos, una hora y a veces incluso dos.

P. ¿Pero qué medidas hay en el plan de contigencia que han llevado a Fomento?

R. Estamos trabajando en una batería de medidas para mejorar nuestra posición en caso de que haya un nivel de incidentes como el de finales del mes pasado y principios de este. Para empezar, la compañía opera un 8% más de vuelos este año y tiene un 10% más de aviones. En 2015 teníamos cuatro aviones de reserva y este año, cinco, pero para estar más seguros finalmente serán seis. Dispondremos de hasta 15 tripulaciones de reserva previstas para volar; estamos negociando con los sindicatos para dotarnos de mayor flexibilidad ante imprevistos, y trabajamos para pasar de dos a tres los aviones en reserva operados por terceros en verano. Como último recurso, estudiamos agrupar algunas rutas, es decir, si tenemos un vuelo a las diez y otro a las doce con el mismo destino, podríamos juntarlos.

P. Otra medida será incrementar los tiempos de escala de 35 a 45 minutos. ¿Eso supondrá cancelaciones o retrasos?

No hemos escatimado medios ni recursos para el crecimiento”

R. Esta medida se tomó antes del verano con algunos vuelos y tratamos de adaptarla al resto, lo cual no es fácil con una programación ya vendida. Lo estamos estudiando, pero tenemos que ser muy cautos. Estamos valorando si hay que hacer cambios, siempre avisando, con rembolsos e incluso con algún tipo de compensación para beneficiar al resto de la operación.

P. Pero eso deberán decirlo de inmediato...

R. Sí. Trabajamos día y noche para retomar la normalidad.

P. La Administración les ha advertido de que los recursos son insuficientes y los trabajadores sostienen que avisaron de un posible colapso. ¿Por qué no se hizo nada si sonaron tantas alarmas?

R. Honestamente, creo que los medios estaban de acuerdo a la operación que tenía que hacer Vueling. No quiero desviar la atención, pero nuestro mundo cambió este año. Estaba dimensionada para tener el 10% de vuelos afectados por ATC y la proporción es de entre el 30% y el 40%. Tenemos que dimensionarnos para un contexto mucho más difícil.

P. Pero la regulación y las huelgas afectan a todas las aerolíneas. ¿Cuál es la diferencia de Vueling con el resto?

R. Seguramente los niveles de afectación y puntualidad de otras compañías también está afectado. Airlines for Europe, en la que participamos como integrantes de IAG, tiene el objetivo de que el tráfico aéreo en Europa sea razonable. En caso contrario las compañías deberán dimensionar de acuerdo a un nivel de incidencias que no tiene sentido.

El coste para la compañía del incidente ahora no es importante

P. Vuelvo al principio. ¿Todas estas medidas permiten garantizar que no se repetirá el caos?

R. Vueling en condiciones normales puede operar el programa que tiene. Quien vuele un día en el que haya huelga puede sufrir algún retraso. Estamos tratando de mejorar atención al pasajero, en el aeropuerto y de forma remota y hemos contratado a 140 personas nuevas para atención al cliente.

P.Muchos usuarios se han quejado de que no han recibido suficiente información.

R.  La compañía trata de ser transparente, no queremos ocultar información, pero en la medida que se producen estos picos a veces es difícil dar respuesta a todos los pasajeros en el tiempo que sería razonable. Por eso hemos incrementado los efectivos. Nuestra preocupación, y no es una frase hueca, es el pasajero. Y cancelar un vuelo es una desazón. Sabemos y valoramos el daño que hacemos cuando no atendemos las exigencias legítimas de nuestros pasajeros, que pasan por viajar.

P. Ha mandado una carta a los trabajadores en la que recuerda que lleva 90 días en la presidencia. ¿Es una forma de responsabilizar a la anterior cúpula?

R. En absoluto. La labor de Álex [Cruz] y su equipo fue magnífica. Ya tenía previsto mandar esa comunicación a los 90 días y se ha podido malinterpretar.

P. ¿Creció Vueling por encima de lo que podía y a costa de la calidad de servicio?

R. No. Los ratios de crecimiento de Vueling están en línea con los del sector. El campo de juego se ha complicado, y hay que pensar que tal vez eso puede suponer que las medidas que tomamos están para quedarse.

P. El beneficio de la compañía no ha hecho sino crecer. ¿Ha ido acompañado de las inversiones necesarias?

R. En ningún momento escatimamos los medios y los recursos para el crecimiento. Y ese camino no lo vamos a seguir.

P. ¿Qué impacto tendrá en la cuenta de resultados los incidentes de este verano?

R. Ahora el coste no es importante.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50