_
_
_
_

Una pareja se casa en una ambulancia tras sufrir un síncope el novio

La concejal de Carabanchel, Esther Gómez, ha bajado con la documentación al vehículo sanitario y ha oficiado la ceremonia en minutos

F. Javier Barroso

Una pareja se ha casado este mediodía  dentro de una ambulancia del Samur, después de que el novio haya sufrido un síncope. El contrayente se ha empeñado en que se celebrara el matrimonio antes de ser trasladado a un centro hospitalario. La concejal de Carabanchel, Esther Gómez, ha bajado al vehículo sanitario y ha oficiado la ceremonia civil en minutos.

La concejal Esther Gómez, con los novios dentro de la ambulancia.
La concejal Esther Gómez, con los novios dentro de la ambulancia.ayuntamiento de Madrid

La pareja, formada por dos ciudadanos españoles, tenían previsto casarse a las 13.20 en la Junta Municipal, en la calle de Monseñor Óscar Romero, pero de repente el novio, de unos 50 años y con problemas de hipertensión, ha comenzado a sentirse indispuesto. “Como teníamos previsto diez enlaces, lo hemos dejado para el final para ver si mejoraba. Hemos adelantado el resto”, ha explicado la concejal Esther Gómez. Los familiares han llamado al teléfono 112 y al poco ha llegado una ambulancia del Samur. Los facultativos han empezado a ponerle medicación para frenar el síncope, pero no ha reaccionado a la misma.

Cuando han dado las 14.30 y ya habían terminado el resto de bodas, los facultativos han decidido que había que trasladarle al hospital General de la Defensa Gómez Ulla. Pero el novio se ha opuesto: “Yo me quiero casar. Yo me quiero casar”. La concejal ha bajado con la secretaria y ha oficiado la boda, pero de manera rápida. “Generalmente les leo una poesía, pero en este caso solo me he limitado a leerles los artículos que marca el Código Civil. Después les he pedido su consentimiento y los dos me lo han dado”, ha destacado la edil de Carabanchel.

“Un poco agobiado”

De hecho, en las imágenes difundidas por Emergencias Madrid, se ve al novio tumbado en la camilla y firmando toda la documentación oficial, mientras todos sus familiares esperan en la puerta de la ambulancia. “El hombre se sentía un poco agobiado. Yo le he dicho que les casaba otro día, pero él ha insistido. La verdad es que me han dicho los facultativos del Samur que la cosa no era grave y que el traslado podía retrasarse unos minutos”, ha añadido la concejal.

Uno de los sanitarios ha llegado a decir que en los 20 años que llevaba en el servicio nunca le había pasado nada parecido. Cuando la novia se ha bajado de la ambulancia, sus familiares le han tirado arroz. Tampoco ha faltado el tradicional “viva los novios”. Después el recién casado ha sido trasladado al centro hospitalario, donde se recupera del síncope.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

F. Javier Barroso
Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_