Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento deja en el limbo el plan de los cooperativistas de Cuatro Caminos

La abstención del PSOE deja solo a Ahora Madrid, que defiende que la operación solo puede continuar con un nuevo plan parcial

Proyección realizada por Residencial Metropolitan, la cooperativa de Cuatro Caminos.
Proyección realizada por Residencial Metropolitan, la cooperativa de Cuatro Caminos.

La ejecución urbanística de las cocheras de Cuatro Caminos, donde 443 cooperativistas plantean levantar sus viviendas, ha quedado en el limbo. En el pleno de este miércoles, PP y Ciudadanos han votado en contra de desestimar la operación, tal y como planteaba Ahora Madrid basándose en un informe técnico. El PSOE (al igual que hizo la semana pasada en la Comisión de Urbanismo) se ha abstenido. Deja en una difícil tesitura al equipo de Gobierno, que defiende que la competencia de mantener el proyecto es suya. En un bronco debate, el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ha defendido que “no hay más alternativa que un nuevo plan parcial”. Además, ha responsabilizado a Metro de Madrid de la parálisis, algo en lo que ha coincidido con los socialistas. El PP sostiene que es el pleno quien adopta la decisión y que el Ejecutivo ahora debe tramitar la iniciativa.

La tesis del Gobierno municipal es que el plan parcial presentado por los cooperativistas vulnera el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), de 1997. Según su versión, incumple la necesidad de modificar la rasante de las cocheras para que queden al nivel de la calle. Para no hacerlo, los cooperativistas argumentan que sería imposible, porque para ello habría que forzar la inclinación de las vías del suburbano. Además, el diseño presentado el 8 de abril por los socios incorpora una cubierta vegetal de 14.000 metros cuadrados para cubrir las nuevas cocheras sin soterrarlas. El Consistorio subraya que la altitud que mantiene está "por encima de la cuota que establece el plan general" y exige el soterramiento completo. “Soterrar, según la RAE, es cubrir algo y que no aparezca. Y eso es lo que plantean los cooperativistas”, ha espetado José Luis Martínez-Almeida, portavoz del PP.

Calvo, basándose en informes técnicos, exige a los cooperativistas que presenten un nuevo diseño que corrija la altitud del talud. “Se exige la total eliminación (de las cocheras) y el proyecto trata una mera cubrición”. Para el representante de Ciudadanos, Bosco Labrado, la posición del Gobierno municipal “desampara a 443 familias” y crea una “inseguridad jurídica insostenible”. Por ello, ha instado al concejal de Urbanismo a buscar una solución. En la misma dirección se ha mostrado la portavoz del PSOE, Mercedes González, que ha acusado al titular de Urbanismo de “falta de liderazgo y de modelo de ciudad”.

González ha pedido que la iniciativa de ejecución urbanística de las cocheras de Cuatro Caminos quedara sobre la mesa, de manera que se pudieran estudiar soluciones, pero Calvo no ha recogido el guante. “La culpa no es del Ayuntamiento. Algo se ha hecho mal cuando Cifuentes (presidenta regional) y la Comunidad quedan impolutos”, ha afirmado la edil socialista. En su opinión, Metro de Madrid tiene que ceder en este proyecto: “Se tienen que quitar las caretas. Si a Metro ya no le interesa (la operación), que asuma sus consecuencias”.

La empresa del suburbano, que depende de la Comunidad, era la propietaria del solar de 40.000 metros cuadrados situado entre las calles de Pablo Iglesias, de Bravo Murillo y la avenida de la Reina Victoria. Los cooperativistas compraron el terreno en noviembre de 2014 por 88 millones de euros, una cantidad que han de abonar en plazos (el último, de seis millones, debía ser satisfecho antes del 17 de junio, pero el Gobierno regional lo aplazó hasta diciembre).

"El PP vende suelo para hacer caja"

La portavoz del PSOE también ha acusado a Metro de Madrid de vender suelo “para hacer caja”, por lo que es “responsable”. Esta afirmación ha enconado el debate. “Metro no tiene que ceder, hay que cumplir las leyes y los plazos. Es una venta (de suelo) legítima y amparada por la ley”, ha defendido el portavoz del PP, José Luis Martínez-Almeida. “Primero fue la monetización, luego la protección patrimonial y ahora el soterramiento. Y si no fuese esto, sería otra cosa”, ha denunciado Martínez-Almeida. El edil popular ha afirmado que hay contactos entre Ayuntamiento, Metro y Comunidad desde 2011 y que no se ha hablado de soterramiento “hasta el 17 de mayo” (momento en el que se rechaza el plan parcial propuesto por los cooperativistas).

Martínez-Almeida ha lamentado que Ahora Madrid realice “urbanismo ideológico”. “Es lo que verdaderamente estamos debatiendo”. El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible ha pasado entonces al ataque: “¿Quieren ustedes que me salte el procedimiento? Hemos tenido dos reuniones con Metro y el consejero de Vivienda. Han dicho que no se mueven. Den ustedes la pista”, ha solicitado. Calvo también cree que existe urbanismo ideológico. “La venta de casi 1.900 viviendas públicas a fondos buitres que hizo el PP también es un modelo de ciudad”. Además, ha acusado al PP de “demagogia” y ha insistido en que desde 2011 a 2015 Metro de Madrid “ha perdido 500 millones de euros, deben mejorar infraestructuras pero tienen falta de recursos, por eso han tenido que aumentar artificialmente el valor de sus terrenos”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información