Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un día para estar Orgullosos

El 28 de junio se celebra el Día del Orgullo LGTB en todo el mundo como homenaje a los disturbios de Stonewall, en 1969. Varias ciudades españolas lo celebran

Día del Orgullo Gay 2016
Alrededores de Cibeles, en Madrid, durante la celebración del Orgullo 2015.

La madrugada del 28 de junio de 1969 un grupo de personas decidió que no podía más. Se habían cansado de escuchar gritos amenazantes, de sentirse ciudadanos de segunda y de aguantar los registros policiales. En esa época, las visitas de la Policía a los bares de ambiente era normal, también su clausura o la detención de los asistentes. Hasta esa noche, cuando los clientes del bar Stonewall Inn, en el neoyorkino barrio de Greenwich Village, decidieron rebelarse y protestar de manera violenta contra los abusos. Ese es el origen de que el 28 de junio se celebre el Día Internacional del Orgullo LGTB o Día del Orgullo. Para conmemorarlo, la bandera arco iris, enseña del colectivo, ondea en Ayuntamientos como el de Madrid, Barcelona, Sevilla o Ávila. Aunque algunas ciudades ya han celebrado el Orgullo, durante el día de hoy se organizan algunos actos para homenajear las revueltas de Stonewall. Además, mañana arranca el Orgullo de Madrid, el más reconocido y multitudinario -se esperan casi dos millones de visitantes- de España y uno de los más relevantes del mundo.

Durante la semana pasada, Sevilla organizó sus actos del Orgullo. Además del recorrido por la capital, se montaron diversas actividades, algunas de ellas continúan esta semana. Como por ejemplo, la exposición fotográfica en la Avenida de la Constitución. Como reacción a una de las imágenes en la que aparecen dos chicos besándose, alguien realizó unas pintadas homófobas: "Lo siguiente será un póster con un tío dándole por culo a otro. Total también es amor homosexual". Días antes, el PP de la ciudad describió la muestra cómo "obscena y de mal gusto" mientras las asociaciones y el Consistorio recriminaban esas opiniones y las definían como homófobas. Por otro lado, el representante sevillano del partido de ultra derecha Vox dijo que la foto ofendía la moral de las personas que no compartían la "ideología homosexualista".

Otro concejal del PP, en Sóller (Mallorca), se quejó, de manera zafia y machista, de que no se celebrase el "Día del Machote" o la "Semana de la Señorita de toda la vida". Se olvidó de hacer una referencia a los siete países del mundo (Irán, Arabia Saudí, Yemen, Mauritania, Sudán, Nigeria y Somalia) donde ser homosexual conlleva la pena de muerte. O contar los países del mundo en los que una pareja heterosexual se puede casar (todos los del mundo) frente a la veintena de países donde las parejas homosexuales tienen reconocidas sus uniones.

Para mostrar el apoyo a la causa LGTB, varias decenas de Ayuntamientos muestran desde hoy la bandera arco iris. Barcelona la izó hace varios días, su Orgullo se celebra hasta el 10 de julio. Madrid mostró la suya ayer. Una enseña de 20 metros de largo, que por segunda vez en la historia de la ciudad luce en las instituciones. Las celebraciones en la capital, con un presupuesto de 150 millones de euros y que van a rendir homenaje a los fallecidos en la matanza ocurrida en un bar gay de Orlando, comienzan mañana con varios conciertos (a partir de las 20.00), en la Puerta del Sol y en la Plaza del Rey. A las 20.30, desde la recién estrenada Plaza de Pedro Zerolo, se presentarán las celebraciones. En un principio, el jurado de Master Chef, Samantha Vallejo-Nájera, Jordi Cruz y Pepe Rodríguez, iba a dar el pregón, pero una protesta en redes sociales contra los elegidos llevó a la organización a prescindir del pregón. Tradicionalmente se ha realizado en la Plaza de Chueca, pero este año se ha trasladado.

Desde mañana, Madrid concentra el interés, los visitantes y las actividades del Orgullo. Además de las actividades (conciertos, concurso de talentos o liguilla de fútbol) en las calles de Chueca, Malasaña y parte del distrito centro, la fiesta grande tiene lugar el día 2 de julio, cuando tiene lugar la manifestación nacional, organizada por Cogam, la FELGTB y Aegal. "No hay que olvidar que esto no es solo una fiesta. En Madrid hay muchos derechos conseguidos, pero en otro lugares del mundo, la homofobia sigue siendo un problema", cuenta la israelí Dana International, ganadora de Eurovisión en 1998 y que acude a la capital como una de las madrinas del Orgullo. Mientras en Tel Aviv el Orgullo se celebra por todo lo alto, en Jerusalém el año pasado un judío ultraortodoxo apuñaló hasta la muerte a una menor asistente a la manifestación. En Turquía, hace unos días, la policía reprimió duramente la marcea por los derechos LGTB. Y en la Comunida de Madrid también sigue habiendo homofobia: entre enero y junio ha habido 70 agresiones homófobas. Además, un 60% de los alumnos madrileños ha presenciado violencia verbal contra compañeros suyos relacionados con su orientación sexual. Datos que evidencian que el Orgullo sigue siendo necesario.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información