Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ara Malikian: “Yo también fui un refugiado”

El violinista hace una gira solidaria con los desplazados junto a Acción contra el Hambre

El violinista Ara Malikian toca una pieza antes de la presentación del concierto solidario a beneficio de Acción contra el Hambre.
El violinista Ara Malikian toca una pieza antes de la presentación del concierto solidario a beneficio de Acción contra el Hambre.

El violinista Ara Malikian ha reprochado en Valencia a los gobiernos europeos su falta de humanidad por "no apoyar a los refugiados, gente que necesita ayuda" y ha recordado que cuando huyó de su país, Líbano, en 1984, pudo "salir adelante" porque recibió ayuda en Alemania, el país que le acogió. "Yo también fui refugiado", ha recordado el músico reconocido internacionalmente.

"Es lamentable", ha dicho el artista de la gestión que los políticos han hecho de la crisis de refugiados más grave desde la Segunda Guerra Mundial, y ha respondido que un 99% de los desplazados son personas que un día abandonaron sus casas, huyendo de la guerra, que necesitan ayuda y no pueden volver a sus países porque son considerados traidores.

Malikian ha presentado hoy en Valencia, en colaboración con la ONG Acción contra el Hambre, su gira de conciertos '15', en el que donará un euro de cada entrada de las últimas cinco actuaciones, entre las que se encuentra la prevista en la plaza de Toros de la capital valenciana el 11 de septiembre.

El violinista participa en esta campaña en parte por su trayectoria vital; huyó de la Guerra Civil de Líbano y fue refugiado con 14 años. Malikian, que ha interpretado una pieza al principio de la presentación, y la portavoz de Acción contra el Hambre en la Comunidad Valenciana, Amel El Yamani. La gira de conciertos será en septiembre, y llevará al músico por Santander, Málaga, Madrid, Zaragoza y Valencia, en concreto en la capital valenciana estará el día 11.

El artista considera "un deber" aprovechar su reconocimiento como artista para movilizar y sensibilizar a la gente sobre los problemas que afectan a los miles de refugiados, que necesitan comida, atención y una vida digna. "Queremos que la gente conozca las historias de los refugiados y los que quieran colaborar serán bienvenidos", ha comentado.

La ONG ha proyectado un vídeo sobre la visita de Malikian a los campos de refugiados del Líbano, donde hay 1,1 millones de refugiados sirios. El artista ha destacado que las condiciones de los refugiados en el Líbano son "muy duras", puesto que el país no ha firmado el Estatuto del Refugiado y por ello, "no pueden trabajar y tienen que pagar por el suelo en el que están".

"No quiero que duermas en ayunas, ni bebas agua sucia; no quiere verte parado, sin poder trabajar, cansado, enfermo... No quiero que sientas nunca más lo que es vivir sin hogar. Y no quiere verte así porque yo también fui refugiado y pude salir adelante", dice la voz en off del músico.

Malikian ha insistido, ante las advertencias de algunas personas -como el cardenal Antonio Cañizares- en que ha habido uno o dos casos de terroristas que han entrado en Europa como refugiados pero el 99% "son familias, seres humanos que necesitan ayuda. No se les puede echar. Somos todos personas y tenemos la obligación de ayudar".

Este virtuoso del violín ha contado anécdotas relacionadas con su origen libanés, con ascendencia armenia: "Es un cliché. He viajado como músico durante años con nacionalidad libanesa dando conciertos y la broma o el chiste que más he escuchado cuando veían mi estuche de violín era: '¿Qué llevas ahí? ¿Un klashnikov?'".

El músico ha destacado la labor de Acción contra el Hambre, porque "les salva la vida momentáneamente" y les proporcione "agua limpia, los mantenga nutridos y controle las enfermedades". Pese a esto, ha explicado que la dificultad para pagar por los terrenos que ocupan las personas desplazadas obliga a que "haya gente que tenga que trabajar para mafiosos o incluso casar a sus hijas menores de edad con mafiosos".

Más información