Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Real Madrid pide a Carmena reformar el Bernabéu en verano de 2018

El Ayuntamiento llega a un acuerdo con el Atlético para la Operación Calderón, que comenzará en 2018 e incluirá una cubierta vegetal para la M-30

El director municipal de Planeamiento y Gestión Urbanística, Juan Carlos Lasheras, ha informado esta mañana que el Real Madrid “ha presentado un borrador de propuesta” para la reforma del estadio Santiago Bernabéu, y “ha manifestado su deseo de que el periodo más intenso de las obras se realice en verano de 2018, porque el Mundial de fútbol alargará el periodo de descanso”. La alcaldesa de la capital, Manuela Carmena (Ahora Madrid), ya avanzó el pasado 4 de junio que la negociación con el club “no estaba concluida pero iba extraordinariamente bien”. “Es sencillamente cerrar el acuerdo al que se ha llegado”, dijo entonces la alcaldesa. Lasheras hoy ha precisado sin embargo que “el acuerdo todavía no se ha concretado” porque “no se ha llegado a una solución clara y definitiva”. Queda por resolver, entre otros temas, si la cubrición del estadio supone o no un aumento de la superficie edificable, que el gobierno municipal ha negado que se vaya a producir.

El Real Madrid pide a Carmena reformar el Bernabéu en verano de 2018 Ampliar foto

La Concejalía de Desarrollo Urbano Sostenible, que dirige José Manuel Calvo, prevé concretar ese acuerdo, cuando se cierre, “en un plan especial para la reforma del estadio y la mejora de su entorno”, lo que, tal y como ha precisado esta mañana Lasheras, excluye un aumento de la edificabilidad. El Ayuntamiento tampoco permitirá la introducción de nuevos usos del suelo o su recalificación. “El club ha presentado un borrador de propuesta, aunque es prematuro adelantar un escenario temporal” para la reforma, ha añadido Lasheras, porque “se está trabajando aún en la mejora de la inserción del estadio en su entorno”.

La concejal socialista Mercedes González ha criticado esta mañana que el Ayuntamiento esté planeando “un aumento del aprovechamiento” urbanístico del suelo del estadio. Aunque el gobierno municipal ha negado este extremo, la clave del desencuentro está en la cubrición del campo, que podría aumentar la superficie construida del ámbito.

El proyecto anterior de reforma del Santiago Bernabéu, planteado por el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, y aprobado por el anterior gobierno municipal, que presidía Ana Botella (Partido Popular), ha sido descartado de plano por la Concejalía de Desarrollo Urbano Sostenible, tal y como anunció José Manuel Calvo en diciembre y ha confirmado esta mañana Juan Carlos Lasheras.

Aquel proyecto permitía al club cubrir su estadio, construir un centro comercial y hotelero de 12.250 metros cuadrados en la fachada del paseo de la Castellana, y hacer un aparcamiento subterráneo de 600 plazas. A cambio, debía convertir el centro comercial de La Esquina del Bernabéu, entre las calles de Concha Espina y Padre Damián, en un parque público; ceder al Ayuntamiento cuatro parcelas en la calle de Mercedes Arteaga (en el distrito de Carabanchel); y abonar 6,6 millones de euros en efectivo.

Pero el Tribunal Superior de Justicia de Madrid anuló ese proyecto al considerar ilegal el intercambio de suelo previsto, entre otros motivos por la distancia (siete kilómetros) que separa el paseo de la Castellana y Carabanchel. El gobierno municipal de Ahora Madrid indicó en diciembre que no permitiría "alteraciones o cesiones del suelo público"; dado que la nueva fachada de uso comercial y hotelero que el club quería añadir al estadio junto a la Castellana suponía ocupar viario público, el plan se convirtió en inviable.

El Ayuntamiento y el Real Madrid iniciaron entonces las negociaciones para salvar la reforma del estadio, que, según Carmena han dado su fruto:. “El Real Madrid renuncia a extenderse hacia la Castellana porque hay una decisión del tribunal que lo impide, pero se extiende hacia la plaza de los Sagrados Corazones”. Calvo considera “perfectamente viable” que el Santiago Bernabéu cuente con un hotel y se cubra, siempre y cuando no aumenta la edificabilidad del conjunto.

La reforma pasaría así por cambiar el uso comercial actual de La Esquina del Bernabéu (que da a la plaza de los Sagrados Corazones) para convertirlo en hotelero. Este hotel no podría superar en cualquier caso los 6.658 metros cuadrados de superficie construida que tiene actualmente el centro comercial; y tampoco se podría ampliar el aparcamiento existente, de 650 plazas. Pero quedaría por resolver si la cubrición, que en el plan anterior aumentaba la superficie edificable en 14.073 metros cuadrados. Pese a que la cubierta no tiene aprovechamiento comercial, sí computa como superficie edificable dentro de la operación.

La Operación Calderón, en 2018

El estadio Vicente Calderón y, detrás, la fábrica de Mahou (ya derribada), en 2010. En primer plano, junto al río, la M-30.
El estadio Vicente Calderón y, detrás, la fábrica de Mahou (ya derribada), en 2010. En primer plano, junto al río, la M-30.

El Ayuntamiento y el Atlético han alcanzado un acuerdo (que se anunciará la semana que viene) para realizar una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana y una ordenación pormenorizada del ámbito sobre el que se levanta el estadio Vicente Calderón y la antigua fábrica de cerveza de Mahou. Sustituirá así el planeamiento aprobado por Alberto Ruiz-Gallardón y Ana Botella (Partido Popular), que fue anulado a finales de mayo.

El nuevo diseño reduce a la mitad el número de viviendas prevista anteriormente (1.800) y limita a ocho pisos los bloques previstos, descartando así levantar dos rascacielos gemelos de 36 alturas. La tramitación urbanística se extenderá hasta primavera de 2018, siempre y cuando no surjan nuevos imprevistos judiciales. Respecto a la M-30, el acuerdo incluye cubrir la autovía con una cubierta vegetal, tal y como adelantó EL PAÍS, en vez de soterrar ese tramo.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram