Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento halla fallos en la obra de la Ciudad de la Seguridad

Se niega a recepcionar los dos edificios pendientes al estimar que faltan elementos clave como las conducciones de aguas residuales

Diagrama de la Ciudad de la Seguridad proyectada por Ana Botella. Ampliar foto
Diagrama de la Ciudad de la Seguridad proyectada por Ana Botella.

El Ayuntamiento de Madrid se ha negado a recibir los dos últimos edificios en obras de la Ciudad de la Seguridad, diseñada por la anterior alcaldesa, Ana Botella (Partido Popular), en los recintos feriales de la Casa de Campo.

El nuevo gobierno municipal, que preside Manuela Carmena (Ahora Madrid), considera que la construcción de estos inmuebles no se ha realizado tal y como estaba estipulado en el contrato, puesto que faltan elementos tan importantes como, por ejemplo, las conducciones de aguas residuales o los acabados exteriores.

Así, la Concejalía de Hacienda, que dirige Carlos Sánchez Mato, se ha negado a pagar el millón de euros pendiente, ha encargado una auditoría externa y ha destituido al arquitecto municipal que ejercía de director facultativo.

Botella inició en julio de 2014 la reconversión de un puñado de edificios antiguos, desvencijados y apenas sin uso en el recinto ferial de la Casa de Campo (en el distrito de Moncloa-Aravaca). Su objetivo era aglutinar allí las direcciones municipales de Seguridad y de Emergencias y Protección Civil, los Bomberos, el Centro Integrado de Seguridad y Emergencias, y la Jefatura de la Policía Municipal, entre otros.

Bautizada como Ciudad de la Seguridad, debía estar lista en verano de 2016. La obra se adjudicó a las empresas Fernández Molina y Edhinor por 10,34 millones de euros. Las contratistas debían remozar por completo el pabellón de La Pipa, el pabellón Pico Pato, las oficinas del Madrid Master y las antiguas oficinas de Madrid Espacios y Congresos, y construir desde cero un nuevo pabellón, bautizado como El Cubo.

Sin embargo, el pasado mes de enero el concejal de Seguridad, Javier Barbero, avanzó su intención de no seguir adelante con “el megaproyecto” de la Ciudad de la Seguridad. Las obras de reforma se concluirían, pero se buscarían usos distintos para los edificios aún sin dueño; anteriormente se había completado ya la mudanza al complejo de las direcciones generales de Seguridad y de Emergencias y Protección Civil.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram