Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez e Iglesias se enfrentan por el referéndum

El candidato socialista achacó a la cuestión catalana la falta de consenso para formar Gobierno en la pasada legislatura

Debate a 4
Los cuatro candidatos a la presidencia del Gobierno antes del debate. EFE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, reconoció sin reparos hace unos días que la situación política catalana impidió que pudiera formar Gobierno tras las elecciones del 20 de diciembre y ese tema ocupó la recta final del debate televisivo de anoche en el que cada candidato insistió en sus posicionamientos.

“Ustedes defienden el derecho de autodeterminación de Galicia, Euskadi y Cataluña y nosotros defendemos los derechos sociales”, le espetó el líder del PSOE a Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, al finalizar el segundo bloque del debate, en el que Pedro Sánchez reprochó al líder del partido morado que Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, defendiera la celebración de un referéndum en Cataluña.

“No queremos que Cataluña se vaya de España, defendemos que siga unida en su diversidad y quizás por eso somos la primera fuerza política en Cataluña y Euskadi”, dijo Iglesias, quien recordó la consulta legal y acordada celebrada en Escocia y que “defendía el PSC hasta hace unos meses”.

Por la unidad de España

El presidente del PP, Mariano Rajoy, insistió en que mantiene la posición de muchísimos catalanes y españoles. “Vamos a defender la unidad de España y la soberanía nacional. Quiero que todos los españoles decidan sobre lo que quieran que sean su país”, dijo, mientras que Albert Rivera se mostró contrario a cualquier referéndum.

Los candidatos de Convergència y de Esquerra lamentaron que se les excluyera de este debate televisivo. “El debate es del todo incompleto y representa la viva expresión de lo que será España sin Cataluña”, dijo Francesc Homs, cabeza de lista de CDC. “Son los mismos protagonistas, culpables de no haber formado Gobierno”, añadió el convergente, quien aseguró, en referencia a los cuatro candidatos de los partidos españoles, que “hay más separadores que independentistas”.

Por su parte, Gabriel Rufián y Joan Tardà, números uno y dos de ERC por Barcelona, siguieron el debate desde la sede de partido a través de Facebook. “Es dramático que después de una legislatura fallida en la que los grandes partidos del Estado han culpado a lo que ellos llaman el problema catalán de no haber llegado a ningún acuerdo que haya permitido la legislatura, ahora no se invite a ninguna formación catalana al debate”, añadió Gabriel Rufián.

Más información