Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El videoarte de Loop llega más potente que nunca

Consolidado el género, grandes nombres marcan el 14º festival que arropa la feria

'FacetoFace' (2013), instalación de Anthony McCall, que será una de las estrellas del Loop de este año.
'FacetoFace' (2013), instalación de Anthony McCall, que será una de las estrellas del Loop de este año.

Una selección de vídeos que se proyectan desde las ventanas de varios inmuebles hacia las fachadas vecinas es quizás la intervención más atípica del Festival Loop que, a partir de pasado mañana, convertirá Barcelona durante dos semanas en la capital del videoarte. Surgido como complemento a Loop, la primera feria dedicada en exclusiva al vídeo para expandirlo en la ciudad, el festival llega a su 14ª edición con una identidad propia y una programación más ambiciosa y potente que nunca. Han pasado los años en que el objetivo primordial era dar a conocer el vídeo, sacarlo del nicho y acercarlo al gran público. Ahora que es una disciplina reconocida, consolidada y hasta familiar, el festival se puede permitir ahondar en el análisis crítico y abordar temas más complejos como es la relación entre el audiovisual de arte y el cine. Se explica así el título Faraway, So Close (Tan lejos, tan cerca), homenaje a la homónima película de culto de Wim Wenders, para una edición que reúne más de 400 vídeos, 58 exposiciones y 28 actividades, sin contar las 47 galerías que participarán a la feria, del 2 al 4 de junio en el Hotel Catalonia Ramblas.

Como de costumbre, el festival ha conseguido involucrar un gran numero de instituciones públicas y privadas, con un cartel de artistas y comisarios de renombre, empezando por la Fundación Gaspar, donde Gloria Moure presenta la primera retrospectiva española de Anthony Mc Call, conocido por sus instalaciones que explotan las cualidades esculturales de la luz de un proyector de cine. El Macba, por su parte, acoge la primera participación en Loop de Malcom le Grice, con la recreación de dos proyecciones-performances de 1971 consideradas obras clave del cine expandido, mientras que la Fundación Tàpies arropa la gran muestra homenaje a Harun Farocki con una conferencia-performance de su alumna aventajada Hito Steyerl, uno de los nombres que resuenan con más insistencia en el globalizado mundo del arte contemporáneo.

Las cifras de la cita

Consolidado ya, el festival Loop, que ha llegado a su 14ª edición, mueve números considerables:

19 comisarios

28 actividades

58 exposiciones

78 espacios

273 artistas

400 vídeos

120.000 visitantes

La feria muestra, a su vez, unos dígitos espectaculares, que convierten Barcelona en la capital del videoarte:

20 países

33 estrenos

47 galerías

4.000 visitantes

El espacio del recuerdo se completa con los homenajes de Eugeni Bonet a Eduardo Cirlot y de Esther Xargay y Adolf Alcañiz a Carles Hac Mor. Arts Santa Mònica, por su parte, estrena Wonders, de Carles Congost, fruto de la 2ª edición del Premio de Videocreación (5.000 euros de dotación), que recibió 600 obras de 70 países, mientras que la Fabrica Damm acoge los 11 finalistas del Premio Discovery, ganado por Igor Simic.

En ámbitos opuestos, destacan una conferencia dramatizada de Javier Peñafiel en el cementerio de Montjuïc sobre la muerte en el cine y una revisión del gag en clave experimental por Martin Arnold en el CCCB. Otra cita de interés será en el Pabellón Mies van der Rohe, que para su 30º aniversario despliega una serie de hogares de artistas y arquitectos, trabajo del cineasta Albert Moya.

Tras un periplo por medio mundo, incluida la pasada Bienal de Venecia, llega al Museo de Historia, Beyond the tropics, una colectiva de Imma Prieto que reflexiona desde el arte sobre las diferencias producidas por el marco geográfico y las desigualdades económicas. Rosa Lleó plasma el ecosistema de los espacios independientes, mientras que Albert Mercadé, responsable del Distrito Cultural de L’Hospitalet de Llobregat, reabre la antigua colonia textil Can Trinxet para acoger un proyecto de Sabel Gavaldón, que reflexiona sobre la problemática de los espacios postindustriales.

A la espera de lucir sus estrenos más sonados en la feria, que como broche final cierra las dos semanas del videoarte, las galerías de Art Barcelona, creadora y promotora de Loop, también ofrecen una programación destacada con citas ineludibles, como la nueva muestra de Nuria Güell en ADN, la primera monográfica de AES+F (que causaron sensación en la pasada Bienal de Venecia) en Senda y el estreno del vídeo de Jaume Pitarch en Àngels Barcelona, en el cual han participado espontáneamente más de 400 personas que se han prestado a dejarse grabar lavándose las manos.

El festival cuenta con un presupuesto de 773.600 euros, el 42% de los cuales viene de las instituciones: 250.000 de la Generalitat y 69.000, del Ayuntamiento.