Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmena pide a la Delegación del Gobierno que impida la manifestación de neonazis

La marcha se une a varias concentraciones convocadas ese día por colectivos de ultraderecha de toda Europa

Pancartas colgadas en el edificio okupado por Hogar Social en 2015 en Chamberí.
Pancartas colgadas en el edificio okupado por Hogar Social en 2015 en Chamberí.

El Ayuntamiento de la capital ha remitido este jueves una carta a la Delegación del Gobierno en Madrid solicitándole que impida la celebración de la manifestación convocada para el próximo sábado por el colectivo Hogar Social, de ideología nazi. De no abortar la marcha, el Consistorio pide que la disuelva en el momento que broten los primeros insultos, provocaciones o delitos de odio. El autodenominado Hogar Social Madrid, que ha sido expulsado en varias ocasiones de edificios que habían okupado en la capital, tiene pensado recorrer este sábado el centro de Madrid: desde la plaza de España hasta la plaza del Dos de Mayo. La marcha, que portará el lema Defiende España, defiende a tu gente, se une a varias concentraciones convocadas ese día por colectivos de ultraderecha de toda Europa.

En su misiva, el Ayuntamiento que preside Manuela Carmena (Ahora Madrid) recuerda a la Delegación que la manifestación coincidirá con otra marcha de signo contrario con el lema Madrid para todos, que recorrerá el tramo comprendido entre la Glorieta de Carlos V y la puerta del Sol, también en el distrito de Centro. Ante esta disyuntiva, el Gobierno municipal ha mostrado su "enorme preocupación". Ha advertido que, según los informes realizados por la Unidad de la Gestión Policial de la Diversidad (dependiente del Consistorio), es "muy probable" que durante la protesta ultraderechista se produzcan delitos recogidos en el Código Penal.

Ahora Madrid ha estado muy activa en las instituciones estos días para evitar que Hogar Social celebre la marcha. Con ese objetivo ha presentado mociones en las Juntas de Gobierno de Chamberí, Chamartín y Centro. En Chamberí, todos los grupos votaron en contra de la propuesta de Ahora Madrid. Según miembros de esta formación, varios miembros del colectivo Hogar Social se esposaron en una ventana para protestar. Además, los tres activistas de Hogar Social que fueron invitados al pleno, informan las mismas fuentes, ocasionaron alteración del orden, por lo que fueron expulsados para continuar con la reunión. En el distrito de Chamartín, la propuesta de Ahora Madrid se aprobó con los votos a favor de este, PSOE y Ciudadanos. El PP se abstuvo. En la Junta de Gobierno del distrito Centro, la moción se discute este jueves.

La Red Española de Inmigración y la Comisión Española de Ayuda al Refugiado también han presentado estos días una petición para que la Delegación que lidera Concepción Dancausa revisara de oficio la autorización de la manifestación. SOS Racismo Madrid considera que la marcha programada por Hogar Social fomenta los discursos de odio en la sociedad basándose en el color de piel y la nacionalidad de las personas. Creen, tal y como han manifestado en un comunicado, que la sociedad es diversa, abierta y tolerante, unos valores contrarios a la segregación e intolerancia promulgadas por organizaciones como la convocante de la manifestación: Hogar Social Madrid. Al mismo tiempo, anima a participar en la marcha organizada por Madrid para todas, que en su opinión resalta valores de tolerancia, respeto e inclusión.

El equipo de Carmena alega que la convocatoria realizada por Hogar Social es un "claro ejemplo de incitación al odio". Insiste en que su manifestación presenta muchas similitudes con las marchas convocadas por formaciones de tendencia nazi en toda Europa, como Casa Pound (Italia), Amanecer Dorado (Grecia), Groupe Union Defense (Francia) y AlternativEuropa (Hungría). Además, el Ayuntamiento sostiene que la fecha elegida por los organizadores coincide con la muerte de Dominique Venner, ideólogo de la extrema derecha contemporánea.

"Xenófoba e islamófoba"

Pese a no tener un mensaje claro y directo, el colectivo Hogar Social tiene una intención "xenófoba e islamófoba". Para el Ayuntamiento, el objetivo de la manifestación es generar hostilidad en sociedades multiculturales y frente a extranjeros, refugiados y musulmanes. El racismo es una declaración que se atisba de forma clara en Hogar Social Madrid, afirman desde el Consistorio. Lo hacen a través de iniciativas como repartir comida solo a las personas que acrediten con su DNI ser de nacionalidad española, el incidente con las bengalas y una pancarta frente a la mezquita de la M-30 o las agresiones con las que están relacionados miembros de este colectivo.

No es la primera vez que el Ayuntamiento presidido por Carmena escribe a la Delegación del Gobierno en Madrid por un caso relacionado con Hogar Social. En septiembre de 2015, el Consistorio solicitó al organismo el desalojo de la acampada que mantenían miembros del colectivo junto al Palacio de Cibeles (sede del Gobierno municipal) tras ser expulsados del antiguo edificio de Fórum Filatélico, inmueble que tenían okupado. "La corporación municipal expresa su total respeto por todas las manifestaciones políticas pacíficas, pero rechaza a organizaciones que promueven ideas y comportamientos xenófobos", explicó el Ayuntamiento en una entrada del blog municipal Diario Madrid.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información