Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prisión para el conductor que mató a la niña de cuatro años

El detenido dice que después del accidente fue agredido por un hermano de la víctima

El detenido, con los mossos.
El detenido, con los mossos.

El juzgado de Instrucción 3 de Santa Coloma de Farners (la Selva) ha acordado esta mañana prisión provisional comunicada y sin fianza para Alejandro A. A., el vecino de Bescanó de 39 años que fue detenido el lunes tras atropellar mortalmente a una niña de 4 años y herir a su madre, de 47, en Sant Julià de Llor i Bonmatí (la Selva). El abogado del conductor ya ha anunciado que presentará recurso contra el auto del juez ante la Audiencia Provincial de Girona.

El juez escuchó la declaración del conductor y prorrogó su detención hasta este miércoles a la espera de que los Mossos d’Esquadra ampliaran el atestado para intentar averiguar qué sucedió exactamente. El detenido mantiene que tras serle imposible evitar la colisión contra las víctimas en el kilómetro 10’4 de la carretera GI-532, paró su furgoneta Renault Express, que alguien del entorno de las víctimas le agredió, por lo que huyó del lugar camino de su casa, en Bescanó. Por su parte, uno de los dos hermanos mayores de edad –el autor de la supuesta agresión– que acompañaba a las víctimas la tarde del lunes, tras recoger unas verduras en el huerto que tienen a la salida de la localidad, ha negado haber agredido al conductor y ha asegurado que este no bajó de la furgoneta.

Por su parte. los Mossos han aportado a la causa las imágenes grabadas por una cámara de seguridad de la empresa Gerió. En estas imágenes, de mala calidad y tomadas a más de 100 m de distancia, se ve, según los policías, que la furgoneta para durante aproximadamente un minuto o más, pero que no se puede determinar si el conductor baja o no, ni si alguien se acerca a agredirle. Otro testigo que paseaba por el lugar habría oído el ruido del golpe, pero no presenció directamente el siniestro.

Una vez obtenidas todas las pruebas y escuchadas las declaraciones, el juez ha mandado a la cárcel a Alejandro A., quien dio positivo por consumo de alcohol y de marihuana, y le imputa los delitos de homicidio por imprudencia, lesiones, conducción temeraria, conducción bajo los efectos del alcohol y sustancias psicotrópicas y omisión del deber de socorro.