Un incombustible The Boss, a por el enésimo milagro

Springsteen abarrotará este sábado el Camp Nou para celebrar los 35 años de ‘The River’

Bruce Springsteen fotografiado este viernes en Barcelona firmando una portada de un disco a uno de sus fans.
Bruce Springsteen fotografiado este viernes en Barcelona firmando una portada de un disco a uno de sus fans.massimiliano minocri

Todo un Camp Nou lleno esperará mañana (21 horas) un milagro. Y no deportivo, aunque casi. Bruce Springsteen volverá a electrificar a una multitud con algo tan elemental como el rock and roll, un rock que él y casi solo él hace físico, como una corriente que acalambra a quien se pone a tiro. Y eso, de ahí parte del milagro, que The Boss ya no es un chaval, sino todo un señor que a sus 66 años se niega a renunciar a la celebración de sus canciones en directo. Nada nuevo, pero todo emocionalmente intenso, un nuevo regalo que, aunque se sabe que no es sorpresa, se vivirá con el pasmo de quien recibe algo inesperado. Lo dicho, un milagro.

Pero incluso los milagros tienen su cara mundana, pragmática. La reciente actividad terrorista en Europa ha hecho que las medidas de seguridad alcancen a este acontecimiento, que abrirá sus puertas a las seis de la tarde, tres horas antes de arrancar oficialmente el concierto. La organización ya ha hecho saber que se prohibirá la entrada al recinto con mochilas y cascos, elementos a los que se deben añadir los tradicionalmente vetados, como botellas y latas sin abrir y palos, entre otros. Es por ello por lo que para evitar aglomeraciones innecesarias que puedan obligar al retraso del concierto se solicita de la asistencia se persone lo antes posible en el Camp Nou para poder estar presente en la fiesta.

¿Y cómo será la fiesta, aparato de lanzamiento de la caja The Ties That Bind: The River Collection? De entrada se conoce solo parte de la misma, e incluso puede variar de lo acontecido en el tramo norteamericano de la gira, saldada con 33 conciertos realizados. Así, Barcelona es la primera ciudad europea que ve a Sprinsgteen este año, de manera que aquí se podrá comprobar los cambios que introduce en el repertorio.

Cinco veces en el templo azulgrana

Con la de mañana, será la quinta vez que Bruce Sprinsteen pise el Camp Nou. El debut fue por la gira de Tunnel of Love, el 3 de agosto de 1988. Lo que no había hecho en su vida artística lo repitió al cabo de un mes, cuando el 10 de septiembre regresó en el marco de la gala benéfica Human rights now! Tardó 20 años luego: fue con el Magic Tour y lo hizo dos veces: el 19 y 20 de julio de 2008.

Los rumores apuntan que pese a que The River es el nombre de la gira y el cumpleaños del disco, 35 primaveras, la excusa, puede que en Europa no suene en su integridad como en Estados Unidos, donde ocupaba la primera parte del recital. La razón hay que buscarla en que los recintos en Europa son más grandes que los que han acogido a The Boss en su país, y en estadios cabe la posibilidad de que no todas las baladas del disco suenen para evitar que la electricidad y la tensión desciendan. Lo que se duda que cambie son dos aspectos: el escenario seguirá siendo voluntariamente simple y con las luces justas, sin alarde de ninguna especie para centrar así la atención en la música y en la propia banda y que el espectáculo durará entre dos horas y media y tres, albergando no menos de una treintena de canciones. Una tarea casi de titanes.

Lo que mantiene unida a esta familia roquera llamada The E Street Band y a todo el equipo que hace posible el espectáculo es un ambiente familiar que va mucho más allá de los sueldos, y es bien sabido que The Boss paga bien a sus músicos. Esa unidad casi de familia en el sentido italiano del término, y no se piense en mafia, se articula en torno a que las bajas son sustituidas por personas cercanas a quien marcha. Y eso no solo afecta a los miembros visibles del grupo (en el que Clarence Clemons, por ejemplo, fue sustituido al saxo por su sobrino Jake Clemons), sino a cualquier componente del mismo, sea técnico o mánager de carretera.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Solo así se entiende que una banda, a pesar de estar compuesta por una decena de miembros, suene como una persona, sienta como una persona y apabulle a sesenta mil personas. Por cierto, con eso de la venta anticipada, la red está llena de personas que venden sus localidades después de que un inconveniente de última hora imposibilite la asistencia. Así que el “No hay entradas” es, en este caso, solo relativo. Y no se venden por fortunas, sino en muchos casos por el mismo precio de compra.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS