Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento bloquea el proyecto de Amat para el Liceo

El Consorcio del teatro retira la propuesta artística a petición del consistorio

Simulación del proyecto de Frederic Amat para las fachadas del Liceo. Ampliar foto
Simulación del proyecto de Frederic Amat para las fachadas del Liceo.

El proyecto del artista Frederic Amat de intervención en la fachada del Liceo no se realizará. Por lo menos, en tanto el Ayuntamiento de Barcelona no decida qué pasará con el — enésimo— Plan especial de transformación de La Rambla barcelonesa. El distrito de Ciutat Vella pidió formalmente al Liceo, por carta el pasado viernes, que retirase la propuesta del artista de colocar 169 aros de cerámica roja en las fachadas del teatro. Y el Consorcio del teatro, reunido hoy, ha decidido retirarlo “temporalmente”.

El Consell d'Art Públic, un órgano asesor del consistorio para las intervenciones artísticas en el espacio público, se reunió el jueves pasado por segunda vez —la primera fue en enero pasado— para tratar sobre el proyecto de Amat. El artista hizo una primera propuesta en la que los anillos eran de dimensiones mayores y la modificó posteriormente haciéndolos más pequeños e insistiendo en que la intervención era reversible intentando, de esa manera, rebajar el impacto visual que tendrían los círculos. Una alteración que buscaba la aceptación por parte del Consell d'Art Públic.

Ni la primera idea -que fue rechazada por la dirección de Patrimonio del Ayuntamiento antes de que se constituyera el órgano asesor- ni la segunda propuesta convencieron al Consell d'Art Públic que siempre entendió que más allá de si la intervención era aceptada o no, la cuestión era otra: se trataba de un edificio catalogado patrimonialmente y está en La Rambla. En la reunión del jueves, el Consell reiteró su oposición a dar un sí o un no al proyecto de Amat solo siguiendo criterios artísticos: “se considera que es necesaria una reflexión que se enmarque en el contexto de intervención en La Rambla”. Es decir, teniendo en cuenta el conjunto urbano del paseo: “La Rambla es un conjunto patrimonial y el Liceo es una pieza clave que no se puede interpretar de forma individual”. El Plan especial de Transformación de la Rambla —el impulsado por el actual gobierno municipal— se encuentra en fase de participación ciudadana. De hecho, una de las últimas reuniones se realizó en el teatro del Liceo.

De fondo, al consistorio y a los miembros del Consell -la mitad de ellos son cargos y técnicos municipales - hay otras cuestiones que no tampoco gustado, como el procedimiento seguido por el Liceo y el artista. La idea de la intervención fue del propio Amat que la propuso al Liceo. Al teatro le pareció interesante porque suponía darle una personalidad a una fachada clásica y, además, porque contaban con un mecenas, Josep Suñol, que estaba dispuesto a afrontar la inversión: 300.000 euros. Algún miembro del citado Consell comentó a este periódico que, en todo caso, si el teatro planteaba algo así debería haber convocado un concurso de ideas.

A la vista de la petición del Ayuntamiento, el consorcio del Liceo, en el que están representadas la administración central, la Generalitat, el Ayuntamiento y la Diputación ha resuelto abandonar "temporalmente" la propuesta de Amat que ellos mismos promovieron en diciembre pasado. La Diputación de Barcelona, por boca del diputado de Cultura, Juanjo Puigcorbé, fue la única que no estuvo de acuerdo en la paralización de la transformación de la fachada.

Fuentes del Liceo subrayaron que una intervención de ese tipo solo se puede hacer si hay consenso: “y está claro que por ahora no existe”. Las mismas fuentes recordaban que, en todo caso, contaban con manifestaciones favorables a las anillas que proyectó Amat para la fachada, entre ellas las de asociaciones como Amics de la Rambla, de los grupos políticos de la oposición del Ayuntamiento y hasta la del consejero de Cultura, Santi Vila, quien dijo que a él -personalmente- le gustaba.