Uno de cada cuatro militantes de CDC no podrán votar en las primarias

El impago de cuotas y otros motivos limitan el censo a 17.000 votantes

Convergència Democràtica tiene 26.000 militantes, pero solo 17.000 podrán ejercer el voto el próximo 21 de mayo, fecha clave para la formación nacionalista. Ese "supersábado", somo lo denomina el partido, los afiliados al partido serán llamados a las urnas para elegir el futuro del partido, si se renueva o se refunda, y al cabeza de lista para las elecciones generales del próximo 26 de junio, probablemente entre Francesc Homs y Sílvia Requena.

El reglamento de las primarias pone como una de las condiciones para poder participar en las votaciones estar al corriente de las cuotas. Esa sería la principal causa de que 9.000 no vayan a poder participar, aunque hay otras, como temas de antigüedad, según ha señalado la portavoz de la formación, Marta Pascal. El número de 17.000 militantes podría crecer si se satisfacieran las cuotas en los próximos días.

El miércoles se conocerá si tanto Homs como Requena han sido capaces de reunir los 175 avales demandados por la dirección para poder participar en las primarias. La cifra es pequeña (si se compara con los más de 800 militantes que demandaba el PSC) con el objetivo de incitar la participación en el que será el estreno convergente en el ejercicio de las primarias.

El secretariado permanente de Convergència ha dado también este lunes por iniciada la carrera hacia las elecciones generales con una llamada a la movilización que se empezará a notar en trece días. Aunque Homs parte como claro favorito para volver a ser el candidato nacionalista al Congreso, la participación de otra persona permitirá tomar la temperatura del partido de cara al congreso que celebrará el próximo mes de julio.

La dirección de la formación tiene claro que se coaligará con aquellas fuerzas de corte soberanista que quieran participar en las elecciones, pero se niega a no incluir el nombre de Convergència Democràtica en la candidatura. Se trata de un claro aviso a Demòcrates de Catalunya, escisión independentista de Unió, que hizo una llamada a los convergentes a ir unidos, como ya hicieron el pasado 20-D, junto a Reagrupament. Democat pretende además que esa lista conjunta sea liderada por un independiente.

Sobre la firma

Dani Cordero

Dani Cordero es redactor de economía en EL PAÍS, responsable del área de industria y automoción. Licenciado en Periodismo por la Universitat Ramon Llull, ha trabajado para distintos medios de comunicación como Expansión, El Mundo y Ara, entre otros, siempre desde Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS