Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adif despide por segunda vez a un mismo alto cargo por más sobornos

El ente de infraestructuras aparta de nuevo a Rafael Rodríguez pese a que la justicia obligó a readmitirle

Excargos de Adif
Excargos de Adif viajaron gratis a Aspen (Colorado, Estados Unidos) y, a cambio, beneficiaron a la empresa adjudicataria.

Adif ha despedido, por segunda vez, a Rafael Rodríguez, un alto cargo imputado por recibir sobornos a cambio de beneficiar a empresas adjudicatarias del AVE. Rodríguez ya fue apartado de su cargo como director de la línea noreste de la alta velocidad cuando, hace hoy dos años, estalló la Operación Yogui. Un juzgado obligó a readmitirle. La aparición de pruebas de nuevos sobornos, sin embargo, han llevado al gestor de infraestructuras a mostrarle, de nuevo, la puerta de salida, según han confirmado a EL PAÍS fuentes cercanas al caso.

De los cuatro excargos de Adif imputados, Rodríguez es el de mayor rango. La investigación sobre la presunta trama de corrupción —que se investiga desde hace dos años— considera que inflaron, en más de 31 millones de euros, el coste de las obras en un tramo del AVE en Barcelona. Los responsables del ente público certificaron trabajos que no se hicieron jamás y también otros que se ejecutaron, pero con unos materiales y unas técnicas más baratas que las que constaban en la documentación oficial. El sobrecoste afecta a un tramo de apenas dos kilómetros entre La Sagrera (donde se ubicará la segunda estación del AVE de Barcelona) y Trinitat.

En mayo de 2014, la Guardia Civil detuvo a una decena de personas —incluidos los cuatro altos funcionarios, además de empresarios y técnicos— por malversación de fondos, entre otros delitos. A cambio de beneficiar a las empresas con los sobrecostes, los exdirectivos recibieron regalos. La investigación constató, en primera instancia, un viaje pagado por la empresa Corsán a las pistas de esquí de Aspen, en Colorado (Estados Unidos). Poco después, Adif decidió prescindir de los dos máximos responsables de la línea noreste, la que va de Barcelona a la frontera francesa: el director, Rodríguez, y el jefe de Infraestructuras, Jaime García.

Rodríguez recurrió la decisión ante los tribunales y un juzgado de lo social de Madrid —su puesto de trabajo está en la sede central de Adif— le dio la razón. La sentecia obligó al ente público a readmitirle y volver a pagarle el sueldo. Pese a que la resolución precisaba que debía ser reincorporado a su mismo puesto de trabajo, Rodríguez fue relegado a tareas técnicas, sin ninguna responsabilidad. “Una persona que ha perdido totalmente la confianza de la empresa no puede volver a estar en puestos donde pueda tomar decisiones”, explican fuentes sindicales.

De forma paralela, Adif se personó como acusación particular en la causa. Y cuando se levantó el secreto de sumario, descubrió que había nuevos indicios contra Rodríguez. No solo había viajado a Aspen a costa de Corsán y del erario público, sino también a otras pistas de esquí de lujo en Canadá o Suiza. Los altos cargos acudían a esas escapadas acompañados por los directivos de las empresas que pagaban la fiesta. Se trata de grandes compañías que también son adjudicatarias de otros tramos de AVE: Sacyr, Acciona o FCC, entre otros. Se desconoce por ahora a cambio de qué beneficios pagaron esas dádivas, aunque los investigadores sospechas que García y Rodríguez certificaron obras en otros tramos de la alta velocidad en Cataluña.

Tras descubrir los nuevos indicios contra el director general, Adif volvió a despedirle la semana pasada. El ente no ha querido comentar el asunto con el argumento de que el caso está bajo investigación judicial.