Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una pista de aterrizaje para el helicóptero de Puigdemont

Los Mossos d'Esquadra analizan cuál puede ser el lugar óptimo para esta finalidad

Artur Mas llega al Parlament en helicóptero para evitar una protesta, e  l 15 junio de 2011.
Artur Mas llega al Parlament en helicóptero para evitar una protesta, e l 15 junio de 2011.

El presidente de la Generalitat necesita un espacio de despegue y aterrizaje de helicópteros próximo a su residencia, en la urbanización Club de Golf Girona (Sant Julià de Ramis). Los Mossos d'Esquadra han analizado cuál puede ser el enclave óptimo para esta finalidad. Vecinos de la urbanización habían mostrado su preocupación porque corría el rumor que se construiría un helipuerto. El departamento de presidencia de la Generalitat descartan que se tenga que construir una instalación: se utilizarían espacios ya disponibles o terrenos aptos para este tipo de aeronave. El enclave que tiene más puntos es, según el alcalde, Marc Puigtió, un terreno junto al castillo de Sant Julià, a dos kilómetros de la residencia del presidente.

Carles Puigdemont se mudó a finales de enero de su domicilio en el centro de Girona —donde residió mientras fue alcalde de la ciudad— a su chalet de la urbanización del golf de Girona. El alcalde de Sant Julià de Ramis, Marc Puigtió, confirma que la policía catalana realizó maniobras con un helicóptero en la urbanización para determinar en qué punto podría recogerse a Puigdemont. El enclave que Puigtió señala como el más probable para ser utilizado para el helicóptero sería el futuro centro de arte y hotel del castillo de Sant Julià. Cristian Vallès, representante de la empresa promotora de este complejo de ocio privado, explica que los Mossos visitaron el lugar interesándose por las obras del helipuerto que estudian construir para los clientes del hotel. El museo está previsto que se inaugure este 2016 y ya se están estableciendo los niveles del helipuerto, pese a que no es seguro que se acabe realizando, según Vallès.

Vallès asegura que la Generalitat no les ha confirmado el interés por utilizar este espacio: “Si quisieran, nosotros no tendríamos inconveniente alguno para que el presidente utilice nuestras instalaciones, pero deberíamos acordar su uso y cuáles son sus necesidades”, dice Vallès.

Presidencia de la Generalitat no especifica en qué situaciones necesitaría Puigdemont el uso del helicóptero: “El presidente tiene la más alta representación de la Generalitat y dirige y coordina la acción del Govern. Este cargo requiere en determinados supuestos el desplazamiento en helicóptero. Por definición, este tipo de aeronave puede aterrizar en prácticamente cualquier lugar”.

La Generalitat no precisa cuáles eran los puntos de recogida en helicóptero de los anteriores presidentes. Puigdemont es el primer jefe de gobierno catalán de la actual era democrática que vive fuera de Barcelona. El departamento de Presidencia no ha considerado que Puigdemont utilice el aeropuerto de Girona, a 22 kilómetros de su residencia. El castillo de Sant Julià se encuentra a 2 kilómetros de su domicilio.

La ley catalana de infraestructuras aeroportuarias establece dos tipos de helipuertos, el permanente y el eventual. Las dos instalaciones tienen una normativa que determina claramente las condiciones de uso. Taf Helicópteros, la principal empresa contratada por la Generalitat para el servicio de helicópteros, confirma que para funciones de emergencia estas aeronaves están autorizadas a aterrizar y despegar en cualquier espacio óptimo para la operación. El caso más conocido se produjo en 2011 durante el asedio al Parlament, cuando miembros del gobierno fueron trasladados en helicóptero hasta los jardines del hemiciclo.

Volando a una feria

El transporte en helicóptero del presidente de la Generalitat no está limitado para emergencias. Artur Mas voló en 2012 desde Llívia (Cerdanya) a la inauguración de la feria agrícola de Campllong (Gironès) porque llegaba tarde. El gobierno catalán explicó en el Parlament que el viaje no supuso un coste extra: “El helicóptero que se utilizó es propiedad de Taf Helicópteros y fue contratado por el Departamento de Interior. El contrato establecía 187 horas de vuelo para los seis meses de duración y finalizaba el pasado 30 de junio de 2012. En fecha de 15 de abril se habían utilizado un total de 93 horas. El contrato del helicóptero incluye todos los gastos en combustible, piloto, impuestos y servicios de aeropuerto. Es por eso que la utilización del helicóptero en cuestión no representó ningún gasto adicional”.