Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Dónde está el Negre de la Riba?

Un artesano de la Barceloneta descuelga el mascaron de proa, símbolo del barrio de marineros, para restaurarlo

David García pinta el Negre de la Riba en su taller de la Barceloneta
David García pinta el Negre de la Riba en su taller de la Barceloneta

El Negre de la Riba es un mascarón de proa de una embarcación que llegó al barrio barcelonés de la Barceloneta en pleno siglo XVIII. La pieza adornó una taberna del muelle y adquirió gran popularidad llegándose a convertir en algo así como el hombre del saco de los niños de esta zona de pescadores. El Negre fue rondando por diferentes tabernas de media Barcelona. Presidió un baile de finales del XIX, adornó una vivienda en el Carmel… hasta que en 1934 fue cedido al Museo Marítim de Barcelona. Los vecinos de la Barceloneta lo añoraban. En 2003 se celebraba el 250 aniversario del barrio, David García Llorca y Oscar Pérez, artesanos de Constructors de Fantasies, diseñaron con fibra de vidrio una reproducción del Negre de la Riba y la colocaron en una fachada de la calle Baluard justo detrás de la iglesia de Sant Miquel.

El Negre volvía a presidir el barrio. Los vecinos lo sacaron de carnavales e incluso lo disfrazaron en más de una ocasión. Hace unos días que el Negre desapareció de su atalaya. El Ayuntamiento desconocía su paradero ya que el mascarón no es propiedad del consistorio.

¿Dónde estaba el Negre? Costó localizarlo pero el mascarón seguía en el Barrio. García Llorca lo había bajado del pedestal y lo había trasladado a su taller. “Cada cierto tiempo hay que repintarlo”, explicaba ayer entre sonrisas. El Negre volverá el 20 de mayo a su atalaya. Para el artesano de Constructors de Fantasies es un verdadero honor que todos los vecinos recuerden, “quieran y teman” al hombre del saco particular de la Barceloneta.