Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad fracasa al cumplir solo el 3,8% del plan para detectar cáncer de colon

La consejería planeaba hacer 315.000 pruebas y apenas se han hecho 12.000

Han fallado las citaciones, el envío de cartas o los centros de salud preparados para el test

Cartel de la campaña Prevecolon.
Cartel de la campaña Prevecolon.

 

Pese a ser anunciado con mucho bombo en 2014, el plan de prevención del cáncer de colon ha fracasado. La Consejería de Sanidad estudia qué ha fallado de una iniciativa que animaba a participar a 700.000 personas de entre 50 y 69 años, la mitad de la población de riesgo. El objetivo era que un 45% se hiciera la prueba. Pero Sanidad reconoce que falló el sistema informático de citación, la convocatoria llegó solo a una décima parte de la planeada y apenas el 25,4% aceptó hacerse el test. Es decir, cumplió el 3,8% de objetivo. En 2015 la media en España era 43%, según Asociación Española de Lucha Contra el Cáncer.

El consejero admite el “suspenso del programa

El consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, reconoció la semana pasada, coincidiendo con el Día Mundial contra del Cáncer de Colorrectal, el “suspenso” del programa de prevención. Explicó que se trabaja en un relanzamiento, aunque insiste en que el programa no ha parado desde que en diciembre dejaron de renovarse algunos contratos para hacer colonoscopias en diez hospitales.

La Consejería de Sanidad quiere copiar ahora el modelo vasco, donde se ha llegado al 100% de cobertura. En Andalucía no se ha pasado del 1%.

Según el Gobierno vasco, el 90% de los casos detectados a tiempo se curan y suponen para el sistema sanitario un ahorro de entre 30.000 y 50.000 euros en cirugía, tratamiento de quimioterapia y radioterapia e ingreso hospitalario.

En 2013 los consejeros de Sanidad se comprometieron a impulsar estas pruebas de colon. El objetivo era que en 2015 se llegara a que el 50% de la población de riesgo. [/UN 45%]Pero en Madrid queda un 95% por evaluar. Y aunque se pensaba hacer el examen ese año a 315.000 personas, apenas fueron 47.473 las contactadas y 12.000 las que se sometieron al test.

El cribado (dos euros) consiste en una prueba de sangre en heces —repida cada dos años— seguida, si la primera parte da positivo (un 7% de los casos), de una colonoscopia (180 euros). El test puede disminuir la mortalidad por cáncer colorrectal entre el 16% y el 33%, además que permite eliminar pólipos precancerosos. En Madrid hay 3.600 casos al año.

Por carta se recomienda a la población de entre 50 y 69 años hacerse el cribado. “La tasa de respuesta estuvo entre el 18% y el 28%, muy por debajo de lo esperado[UN 45%], lo que nos ha hecho replantearnos la estrategia de comunicación”, aseguró César Pascual, director general de Coordinación de la Asistencia Sanitaria, en una reciente comisión. Reconoció, que en un año no se pasó de la fase de validación del sistema informático. Había “una especie de virus que reactivaba la petición y lo hacía mal”.

Mónica García, diputada de Podemos, recuerda que aunque el presupuesto para las pruebas era de 1.295.000 euros, luego este se diluyó. “Lo incluyeron en el plan general de endoscopias y agravaron el problema”. Sanidad afirma que se hace el cribado en 15 centros de salud adscritos a 10 hospitales y admite que no se ha implantado en los 270 ambulatorios como estaba previsto. Pascual argumentó que se volverá a contratar. Pascual aseguró también tener presupuesto en 2016 —645.000 euros para atención primaria, 4,4 millones en atención hospitalaria y 690.000 euros en comunicación y difusión— para “evaluar, reactivar el programa… y hacer las cosas de otra manera”

A los expertos les parecía una quimera lograr que casi la mitad de la población diana se sometiese al cribado en un año. La Comunidad Valenciana y el País Vasco, enfrascados en la tarea desde 2006 y 2009 respectivamente, acaban de lograr la cobertura total.

Pascual opinó en la comisión que cribar ese 45% era “ambicioso, porque ninguna comunidad se lo había planteado antes” y se lavó las manos porque la ambición provenía del equipo anterior, también del PP.

Daniel Álvarez-Cabo, el diputado de Ciudadanos que llevó este tema a comisión, cree que “no se ha hecho el hincapié necesario para sensibilizar a la población”, a diferencia de la comunicación sobre prevención de ictus presente en marquesinas y transportes públicos.

El programa preveía que al 7% de los sometidos a la prueba de heces se les hiciese, además, una colonoscopia. Pero el número de análisis realizado fue superior a este porcentaje. ¿Por qué? La oposición cree que médicos de cabecera aprovecharon estas pruebas de cáncer de colon para incluir pacientes que las necesitaban por otras razones. Álvarez-Cabo recuerda que, como la espera media para una colonoscopia puede llegar a un año, se ha estado utilizando esta vía como “válvula de escape” en casos en los que los médicos de familia ha tenido una sospecha diagnóstica. “Eso nos parece un error del programa”, subraya.

Este cribado se enmarca dentro de la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud, así que el diputado socialista José Manuel Freire reclama que existan “recursos fijos y estables [especialistas], que en buena lógica deberían salir a concurso como plazas fijas”. El ejemplo a seguir es un centro de salud de Alcorcón que ha conseguido que el 44% de quienes recibieron la carta se hiciese el cribado.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información