Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento ata corto a Cecot al limitar su actuación al Vallès

La patronal que preside Antoni Abad deberá pedir permiso para actuar en toda Cataluña

El presidente de Cecot, Antoni Abad.
El presidente de Cecot, Antoni Abad.

La patronal Fomento del Trabajo ha cerrado hoy la última crisis con la entidad vallesana Cecot con un documento que fija que la organización que preside Joaquim Gay de Montellà es la única que puede ejercer la representación institucional sobre asuntos del conjunto de Cataluña. El texto, aprobado en la Junta de Directiva de hoy con tres votos a favor y tres en contra, determina que si una de las organizaciones integrantes quiere llevar a cabo iniciativas “de ámbito catalán” deberá plantearlo a los órganos directivos de Fomento.

Las relaciones entre Fomento y Cecot han sido tradicionalmente tensas. Y ese problema no ha hecho sino crecer a raíz del proceso soberanista, puesto que Fomento ha sido crítico con ese plan y Cecot lo ha apoyado. El pasado mes de octubre el comité ejecutivo de Fomento acordó por unanimidad encargar a la comisión de Régimen Interno de la entidad un informe que determinara si la expansión territorial de Cecot “entra en conflicto” con los estatutos de Fomento, lo cual fue visto por varios directivos de la entidad como un primer paso para la expulsión de la patronal que preside Antoni Abad. Finalmente, Fomento ha saldado el problema con un documento de seis puntos en el que fija que cada entidad tiene “competencia plena” en su territorio. Más allá de ese ámbito, las entidades deberán consultar primero con Fomento si pueden o no actuar.

La Junta Directiva también ha analizado la resolución del Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias del 30 de marzo que reparte la representatividad de las patronales Pimec, Fepime y Fomento con un 33% cada una. Fomento ha lamentado las “formas” de la consejería y ha abogado por un reparto del 60% para Fomento, el 25% para Pimec y el 15% para Fepime.