Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo consejo de Telemadrid peligra por las tensiones políticas

El PSOE sospecha que el PP está interesado en mantener el “desgobierno” para seguir utilizando la cadena en provecho propio si se convocaran nuevas elecciones generales

Sede de Telemadrid en la Ciudad de la Imagen, en Pozuelo.
Sede de Telemadrid en la Ciudad de la Imagen, en Pozuelo.

La “despolitización” de Telemadrid se ha estancado antes de empezar en la elección de su consejo de administración debido al veto del PP a los dos candidatos propuestos por PSOE-M y Podemos. El órgano de gobierno actual ha sufrido esta semana, además, tres abandonos: la presidenta, Covadonga Fernández (propuesta por el PP) y los dos miembros que propuestos por los socialistas; el equipo ha quedado reducido a tres personas. Los socialistas sospechan que el PP está interesados en mantener el “desgobierno” para seguir utilizando la cadena en provecho propio si se convocaran nuevas elecciones generales.

El nuevo equipo abanderado por Cristina Cifuentes prometió cambios en el modelo televisivo autonómico, que el PP ha controlado desde que accedió al gobierno de la Comunidad en 1995. Un dominio que alcanzó su punto álgido durante la presidencia de Esperanza Aguirre (2003-2014), denuncian sindicatos y partidos de la oposición. La renovación persigue la “despolitización y profesionalización” de la televisión y se ha materializado en una nueva Ley del ente público de 23 de diciembre pasado (que solo apoyaron PP y Ciudadanos) y en la destitución, en febrero pasado, de la dirección de informativos de la época de Aguirre. Abandonó la cadena autonómica Agustín de Grado tras doce años en el cargo, y fue sustituido por Alipio Gutiérrez, gran conocedor de la casa desde sus inicios.

La elección más reñida

Composición consejo: Nueve miembros, cuatro propuestos por los partidos políticos, uno por cada grupo, y cinco de asociaciones profesionales y sociales.

Candidatos de los partidos: Carmen Cafarell, directora de RTVE entre 2004 y 2007 en la época de José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE); José Manuel Oneto, director de Informativos de Antena 3, entre otros cargos (PP); Mari Pau Domíngez, periodista y escritora (Ciudadanos), y María Eugenia Lozano (Mae Lozano) con una extensa trayectoria televisiva, también en Telemadrid.

Asociaciones admitidas: Asociación de Usuarios de la Comunicación, Asociación de Profesionales de Radio y Televisión y Federación Nacional de Trabajadores Autónomos.

Procedimiento: La aprobación final del nuevo consejo de administración recae en el pleno de la Asamblea, donde necesita dos tercios de los votos.

Nombrar un consejo de administración era el siguiente paso. El inicio fue prometedor. A petición de Ciudadanos, se consensuó una lista con los cuatro miembros que nombran las formaciones políticas, uno por grupo. El PSOE se decantó por Carmen Cafarell, directora de RTVE entre 2004 y 2007 en la época de José Luis Rodríguez Zapatero; el PP por José Manuel Oneto, director de Informativos de Antena 3; Ciudadanos por Mari Pau Domíngez, periodista y escritora; y Podemos eligió a María Eugenia Lozano (Mae Lozano) con una extensa trayectoria televisiva.
A los pocos días, el PP cambió de parecer y mostró su oposición a los candidatos de socialistas y Podemos. De Cafarell critican su posible vinculación política con el PSOE, y de Lozano un supuesto revanchismo por sus manifestaciones durante el ERE de Telemadrid, que afectó a 861 trabajadores de 1.169.

La decisión del gobierno de Cifuentes pilló por sorpresa hasta a sus socios de gobierno. Ricardo Megías, portavoz en la Comisión parlamentaria sobre Telemadrid de Ciudadanos, sostiene que el PP “ha antepuesto sus intereses por encima de los plazos que marca la Ley”, que ya se han sobrepasado. “No tiene ningún sentido ir proclamando a los cuatro vientos que esas personas no son válidas, sin conocer sus proyectos concretos”, critica. Las comparecencias de los candidatos en la Asamblea para explicar su modelo de televisión están previstas para el 4 de abril. El resto de los miembros del consejo, hasta nueve, son de asociaciones profesionales.

José Manuel Franco, portavoz adjunto socialista, manifiesta su “perplejidad” ante la actitud del PP. “Nosotros no hemos presentado ningún veto a nadie”, puntualiza. Además, recuerda que se está incumpliendo el reglamento de la Asamblea, que obliga a renovar el consejo al inicio de cada legislatura. Si se hubiera constituido en ese momento, el control de Telemadrid habría pasado a las fuerzas de izquierdas. “Tememos que quieran mantener el uso partidista por si se convocan nuevas elecciones”, declara. Una opinión que comparte Podemos. Es increíble, porque han aprobado una ley y lo que hace es seguir bloqueando y alargando las negociaciones”, indica Pablo Padilla, diputado de Podemos.

Los populares niegan haber querido romper el consenso y las acusaciones de estar interesados en dilatar el proceso. Enrique Ossorio, portavoz popular en la Cámara, acusa a PSOE-M y a Podemos del “bloqueo”, por no presentar los candidatos adecuados.

La renovación definitiva del consejo se dirimirá en el pleno de la Asamblea, donde la lista actual tiene complicado salir adelante. La ley obliga a que la aprobación se realice por dos tercios de la cámara, y sin los 48 diputados de los populares las cuentas no salen. Ossorio no desvela su voto, pero lanza un aviso: “Hemos manifestado nuestro descontento muchas veces”. Existe la opción de elegir a cada candidato por separado, apunta Ciudadanos, lo que posibilitaría que, al menos, Oneto y Domínguez salieran adelante. El portavoz popular descarta dicho procedimiento, porque “si uno de ellos no fuera aprobado, no se podría constituir el consejo”.

UGT recurrirá ante el Constitucional su exclusión

El Partido Popular y Ciudadanos excluyeron a UGT como candidata a formar parte del consejo de administración de Telemadrid. No dejaron que fuese una de las cinco asociaciones profesionales y sociales. Y el sindicato ha anunciado ahora su intención de recurrir la decisión ante el Tribunal Constitucional por vulneración de los derechos fundamentales. Roberto Tornamira, secretario general de la Comisión de la Federación de Servicios de UGT, se pregunta la razón por la que se ha aceptado a ATA (Federación Nacional de Trabajadores Autónomos) y se les ha rechazado a ellos.
Luis Miguel Lombardo, presidente del comité de empresa, califica la situación actual de “casi ridícula” con un consejo reducido a la mínima expresión.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram