_
_
_
_

Consumo hace devolver 300 millones a afectados por las preferentes

El organismo de la Generalitat cierra el arbitraje tras haber dictado más de 41.000 laudos

Sede central de CatalunyaCaixa
Sede central de CatalunyaCaixaCARLES RIBAS

La Agencia Catalana de Consumo (ACC) cerró a finales de mayo del año pasado el proceso de arbitraje entre CatalunyaCaixa y sus clientes afectados por las preferentes y deuda subordinada con 40.966 laudos por un importe total de 294.581.077 euros, según ha informado este lunes la directora del ente público, Montserrat Ribera. El dinero fue abonado a los usuarios antes de que la entidad pasara a manos del BBVA, según han explicado fuentes de la empresa.

Los tres años de litigios de la entidad financiera duplicaron la actividad de la agencia, sobre todo en 2013 y 2014. El fin de este procedimiento explica la reducción de los trámites realizados en la ACC el año pasado: se recibieron 16.093 reclamaciones, un 56% menos que en 2014, y se emitieron 3.234 laudos, un 89% menos. Las mediaciones, por el contrario, aumentaron un 10% hasta alcanzar las 7.055.

Las empresas que ofrecen servicios de telecomunicaciones e Internet fueron la principal fuente de quejas: acapararon el 39% de las reclamaciones, el 70% de los acuerdos de mediación y el 53% de los laudos. Les siguieron las del sector de los servicios de agua, gas y electricidad, que recibieron el 15,7% de las reclamaciones. Telefónica es la compañía que más protestas originó, con 2.149 quejas, seguida por Orange, con 1.488, y Endesa, con 1.381. Vodafone, Gas Natural, Jazztel, Vueling, Ryanair, Iberdrola y Yoigo son otras de las firmas que más descontento generaron.

La ACC ha tomado medidas en los dos últimos años para incentivar que empresas como estas resuelvan las diferencias con sus usuarios por iniciativa propia y no utilicen la agencia como "servicio de atención al cliente". Una de ellas es exigir a los consumidores que presenten una queja ante la compañía antes de hacerlo ante el ente público. Otra, que entró en vigor el año pasado, es una tasa de 50 euros que se pone a las firmas que reciben más de un centenar de reclamaciones y que se ha de pagar por cada una de las quejas a partir de la número 101. De momento, la agencia ha recaudado 70.000 euros por este concepto.

Más de 30.000 artículos retirados

La ACC retiró el año pasado del mercado 30.647 artículos del mercado por no cumplir con las medidas de seguridad. La mayoría eran ambientadores para coches que, por su aspecto, podían ser confundidos con juguetes por los niños. También se retiraron adaptadores y cargadores de móviles que podían ocasionar incendios.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Las denuncias registradas en la agencia cayeron un 32% hasta las 2.023, al igual que las actuaciones inspectoras, que disminuyeron un 10% hasta las 18.028. Más de la mitad se dirigieron a la detección de productos inseguros. Los expedientes que acabaron en sanciones, sin embargo, aumentaron un 16% hasta alcanzar los 416. La mayoría se debió a infracciones en materia de normalización, documentación y condiciones de venta o prestación de un servicio (261), aunque estas apenas recaudaron 757.120 euros. Las infracciones por cláusulas y prácticas abusivas fueron las que más ingresos generaron: 3.264.833 euros por 103 sanciones.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_