“Mi último contrato duró un día”

La desigualdad de género caracteriza el mercado laboral. La pérdida de empleo se concentra en el sector público

Cola en la entrada de una oficina de empleo de la Comunidad de Madrid.
Cola en la entrada de una oficina de empleo de la Comunidad de Madrid. EFE

María es una enfermera de 27 años que se licenció en junio de 2012. Desde entonces ha trabajado cuatro meses y 16 días: con un contrato en julio y agosto de 2013, con otro entre el 1 de julio y el 15 de septiembre de 2015 y, por último, con un contrato de un día: “Me pagaron 60 euros, con finiquito y todo”, cuenta.

María (nombre ficticio) es andaluza y puede quedarse en Madrid porque vive en un piso de propiedad y cuenta con la ayuda de su familia. Entre un contrato y otro se prepara para una oposición. Y está en paro.

Las mujeres constituyen el 54% de los alrededor de 460.000 desempleados de la región. Solo el 38% del empleo creado el año pasado en la Comunidad fue femenino. Según una nota del Grupo Socialista en la Asamblea de Madrid, “se necesitarían más de 100.000 empleos femeninos para igualar el nivel del empleo masculino”.

No se trata, sin embargo, de la única diferencia entre géneros en el mercado laboral el madrileño: los datos de otro informe de UGT Madrid, que se basa en las cifras oficiales de la Consejería de Hacienda, corroboran esta tendencia: en 2009 los hombres desempleados en la Comunidad eran 13.426 más que las mujeres, mientras que en 2016 hay 38.392 más mujeres que hombres.

Según el estudio del sindicato, el motivo de esta variación se debe a que en 2009 el elevado paro masculino estaba vinculado al pinchazo de la burbuja inmobiliaria y al desplome del empleo en la construcción. “Pero a partir de 2011 esta situación se invierte, y se acentúa a partir de 2013”, reza el texto.

Sector público

En el sector público, donde se concentran la mayoría de las mujeres activas, la sangría ha sido más evidente: en 2011 las empleadas en este ámbito eran 291.550, 44.175 más que en 2015. Es más: por primera vez en 40 años, señala la nota del PSOE, se está reduciendo la población activa femenina. El descenso se ha concentrado en las mujeres de entre 25 y 34 años (casi 70.000 menos).

A todo esto se añade una creciente brecha salarial entre los dos géneros. Según datos de 2014 de la Estadística de Mercado de Trabajo de la Agencia Tributaria, los últimos disponibles, el salario medio de los hombres ascendía 28.066 euros, mientras que el de las mujeres era de 20.696. Es decir, las mujeres cobraban 7.370 euros menos que los hombres, una brecha salarial del 26,26%.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50