Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los partidos usan las instituciones para colocar a sus candidatos fallidos

La Diputación de Barcelona y el Área Metropolitana, principales destinos para los políticos

Los vaivenes internos de los partidos y la configuración de un nuevo mapa político ha descabalgados a numerosos candidatos de los partidos no independentistas que se quedaron sin el cargo al que aspiraban o que ni siquiera fueron en las listas electorales. La Diputación de Barcelona ha sido el refugio habitual para ellos, aunque no el único. También en el Área Metropolitana de Barcelona han recalado como asesores, cargos de confianza o altos cargos, algunos de esos descabalgados, principalmente del PSC, pero también del PP, Esquerra e incluso Convergència, pero en menor, pues el mantenimiento del poder en la Generalitat permite el nombramiento discrecional en esos cargos sin necesidad de camuflajes.

La Diputación aprobó hace meses que contrataría un máximo de 92 asesores, aunque la ley permite su incremento para beneficio de todos los partidos. “Es verdad que había un escaso control de lo que hacíamos. Ahora fichamos, cumplimos un horario y cada partido lleva un control”, explica uno de esos cargos con años a sus espaldas.

La hegemonía de los socialistas durante décadas facilitó la contratación del mayor número de asesores en la Diputación. Ahora están de capa caída, pero mantienen algunos, como David Escudé, número 5 en la lista al Ayuntamiento de Barcelona y que no salió elegido. O Víctor Francos, jefe de gabinete de Pere Navarro cuando este fue primer secretario. Entre los asesores de ERC en la Diputación de Barcelona figura Pia Bosch, que fue portavoz del PSC en el Ayuntamiento de Girona y se fue del partido.

En el caso del PP, la Diputación de Barcelon ha servido para recolocar como asesor a Rafael Luna, diputado autonómico por Tarragona durante 10 años. La exdiputada de ERC Gemma Calvet es ahora directora de servicios de la oficina de transparencia del Área Metropolitana de Barcelona.

En ese organismo está también Jordi Serra. Fue alcalde socialista de Badalona, dejó el ayuntamiento tras las elecciones y ahora es jefe de gabinete de Antonio Balmón, vicepresidente ejecutivo del AMB. El exalcalde del PSC de Gavà Joaquim Balsera es ahora director de márketing de TMB. En la Generalitat han recalado otros candidatos fallidos,como Miguel Àngel Escobar. Abandonó la UGT de Cataluña para ir al Senado con Demcoràcia i Llibertat. No salió elegido y ahora es delegado de la Generalitat en Barcelona. Carme Garcia, exdiputada de ICV en el Congreso es ahora directora general de relaciones institucionales con Raül Romeva.