Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Familias, CCOO y ayuntamientos alertan del cierre de aulas de P3

El sindicato cree que hay riesgo de que Enseñanza no ofrezca 59 líneas en centros públicos

La planificación del próximo curso escolar ya ha despertado críticas entre la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Familia (FAPAC) y la Federación Catalana de Municipios, que han alertado del riesgo de cierre de clases de P3 en varios municipios de Cataluña, sin incluir Barcelona. Comisiones Obreras se sumó ayer a los reproches y cifró los posibles cierres en 59. Además, pidió al departamento de Enseñanza que en lugar de suprimir rebaje las ratios de las aulas. La Generalitat responde que aún no hay nada decidido.

Enseñanza juega con la variable demográfica para planificar su oferta educativa en los centros públicos y concertados. La realidad catalana muestra que hay menos niños que comienzan la educación infantil y un pico considerable que inicia secundaria. Oficialmente la reducción de cursos de P3 busca acomodar el sistema a esta realidad.

Según datos de CCOO, Enseñanza inicialmente pretendía cerrar 80 clases de P3 en 2016-2017. La movilización de las comunidades educativas y la presión de los Ayuntamientos (23 han presentado mociones pidiendo mantener las aulas) ha reducido este número a 59. De confirmarse este extremo, esto supondría la eliminación de 90 plazas docentes, con un ahorro para la Generalitat de 2,5 millones de euros, explicó Manel Pulido, secretario general de la Federación de Educación del sindicato en Cataluña.

Pulido defendió que se reduzca de 25 a 23 la ratio de alumnos por profesor en estas clases para así garantizar la continuidad de los cursos de P3 y mantener la plantilla. También cree que esta disminución tendría un impacto favorable en el desempeño de los estudiantes. La forma como se realiza la preinscripción escolar hace que a escuela concertada pueda matricular hasta septiembre mientras que en febrero se comunican los posibles cierres en los centros públicos.

Desde la FAPAC creen que el departamento beneficia sistemáticamente a las escuelas concertadas, en detrimento de las públicas. Según sus datos, en los últimos tres cursos el sistema ha perdido 476 grupos de educación infantil. Solo 51 eran de centros concertados. La entidad que agrupa a las AMPAS cree que Enseñanza no ha tratado de manera igual a ambas redes. "Los grupos de infantil cerrados en la pública representan el 6% de los centros, en el caso de la concertada es solo el 2%", explican desde la federación.

La Federación de Municipios de Cataluña, por su parte, ha pedido a Enseñanza que el mundo local pueda participar de la planificación escolar tal y como lo establece la Ley de Educación de Cataluña. Los alcaldes también han pedido una reunión con la consejera Meritxell Ruiz para "conocer de primera mano si hay alguna medida de reducción de aulas de P3".

Finalmente, CCOO también ha pedido la construcción de nuevos institutos para resolver el incremento de estudiantes de ESO. "Esto no se puede resolver con un incremento de ratios y más barracones, ni con la derivación forzosa entre centros", pidió Pulido.