Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos acelera las primarias para recomponerse de cara a las gallegas

El malestar con Riobóo por sus ceses y críticas a En Marea desató una cadena de dimisiones que ha acabado con su dirección antes de que cumpliera un año

Riobóo celebra los resultados de En Marea
Riobóo, primero por la izquierda, celebra los resultados de En Marea con sus compañeros de coalición.

Un año menos cinco días. Eso es lo que ha durado la dirección de Podemos Galicia, elegida en primarias en febrero de 2015 con el respaldo del equipo de Pablo Iglesias pero que comenzó a resquebrajarse paradójicamente tras el éxito que el 20-D alcanzó En Marea, la coalición con la que concurrió el partido morado junto a Esquerda Unida (EU) y los nacionalistas de Anova.

Ante el asombro de buena parte de sus compañeros y de sus socios electorales, el secretario general de Podemos Galicia, Breogán Riobóo, censuró el pasado 10 de enero el mensaje nacionalista lanzado por la alianza, el excesivo protagonismo de Anova y EU en la campaña y la celebración de actos electorales de “vieja política”. En su discurso interno ante la dirección que encabezaba hasta ayer, divulgado por su equipo, este exmilitante de la organización juvenil del BNG y de Anova llamó a reflexionar sobre la posibilidad de que Podemos se desmarque de las confluencias de fuerzas nacionalistas y de izquierdas y concurra en solitario a las elecciones gallegas de este año.

"Se estaba dando una situación de bloqueo del diálogo. El secretario general parecía impugnar la decisión de los 17.000 inscritos en Podemos Galicia a favor de la confluencia", ha explicado este martes Antón Gómez-Reino, miembro de Podemos y diputado de En Marea, quien subraya que las primarias que se celebrarán en un plazo estimado de dos meses para elegir nueva dirección "devolverán la palabra a las bases".

El malestar por el balance electoral de Riobóo, que hizo público a la vez que apartaba de la dirección a los compañeros que habían logrado escaño con En Marea apelando a la inconveniencia de acumular cargos, ha provocado en las últimas semanas una cadena de dimisiones entre los miembros del Consejo Ciudadano, del Consejo de Coordinación y de la Comisión de Garantías. Pablo Iglesias tardó apenas dos días en desautorizar a Riobóo por sus reparos a reeditar para las elecciones autonómicas de este año la confluencia de En Marea, que logró en las generales seis diputados y dos senadores. Tras el desmentido de su jefe, Riobóo no se arredró y destituyó, también poco después, por “pérdida de confianza” a su número dos, el responsable de Organización, Borja San Román.

Tras poco más de un mes en cabalgante descomposición, la dirección gallega liderada por Breogán Riobóo ha sido disuelta y una gestora tomará las riendas de Podemos Galicia hasta que se elija otra cúpula por primarias. El órgano de transición, señalan fuentes de Podemos, está formado por personas propuestas en Galicia para representar las "distintas sensiblidades" de la organización. Mientras, la cuenta atrás para las elecciones gallegas previstas inicialmente en otoño ya ha comenzado a correr.

Más información