Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un exdirectivo de Gürtel apuntala los regalos a autoridades en Valencia

El jefe de producción de Orange Market confirma claves sobre el funcionamiento de la trama

Francisco Correa, presunto líder de Gürtel, en el Tribunal Superior valenciano.
Francisco Correa, presunto líder de Gürtel, en el Tribunal Superior valenciano.

Juan Carlos Rincón, ex jefe de producción de Orange Market, la empresa en Valencia de la trama Gürtel, ha confirmado este lunes ante los jueces varios aspectos del funcionamiento de la red y ha apuntalado los indicios sobre la práctica de hacer regalos a cargos públicos. Gürtel obtuvo presuntamente contratos amañados de la Administración autonómica y participó en la financiación irregular del PP regional.

Rincón ha declarado en el juicio que se está celebrando en el Tribunal Superior de Justicia valenciano sobre los contratos para montar el pabellón de la Generalitat en la feria Fitur entre 2005 y 2009 por cinco millones de euros. También ha señalado que el gerente de Orange Market tenía "una relación fluida" con la exconsejera Milagrosa Martínez, una de las personas que se sienta en el banquillo.

En contra de lo que mantienen las defensas de los acusados—entre quienes figuran los cabecillas de la trama y varios excargos públicos, incluida Martínez y otra exconsejera de Turismo de la etapa del expresidente valenciano Francisco Camps—, Rincón ha asegurado que Francisco Correa estaba "por encima de todos" en Orange Market. Y que esta empresa actuaba como una "filial en Valencia de Special Events", la sociedad con sede en la calle Serrano de Madrid donde tenía su despacho Pablo Crespo, en el marco de un "grupo" empresarial.

Rincón estuvo en la mercantil entre enero de 2005 y febrero de 2006. Y ha declarado que los responsables de Orange Market "tenían la intención de hacer regalos" a autoridades y cargos públicos. Le consta, ha dicho, porque él mismo estuvo "presente en la elaboración de un listado con los regalos". En concreto, de la relación de obsequios que se iban a entregar con motivo de las Navidades de 2005. Rincón ha reconocido a petición de la fiscal uno de los documentos intervenidos por la policía a la trama referidos a los regalos.

El testigo ha dicho desconocer si los obsequios terminaron efectivamente llegando a manos de sus teóricos destinatarios. Tampoco ha confirmado si, en concreto, a Martínez la red le regaló un reloj suizo comprado en una joyería de Madrid por 2.400 euros, como sostiene la policía y el ministerio público.

Álvaro Pérez, El Bigotes, presunto cabecilla en Valencia de Gürtel, mantenía una "relación fluida" con la exconsejera Martínez, según el testigo, que pudo observarlo por el número de llamadas de teléfono que intercambiaban. Pérez tenía una relación aún más estrecha con Rafael Betoret, el exjefe de gabinete de la Consejería de Turismo ya condenado por aceptar regalos en el caso de los trajes. Las llamadas de teléfono entre Pérez y Betoret eran más frecuentes y quedaban "a almorzar y tomar café".

Rincón ha señalado que Correa se desplazaba de vez en cuando a Valencia y mantenía reuniones, aunque desconoce con quienes. Y ha destacado la relación que tenía Pérez con Víctor Campos, exvicepresidente de la Generalitat con Camps que también fue condenado por aceptar prendas de vestir.

Respecto a la edición de Fitur de 2006, Rincón ha confirmado las tesis de las acusaciones que ejercen la Fiscalía y los socialistas, en el sentido de que aunque Orange Market fue la adjudicataria del contrato de la Generalitat, en realidad todo el trabajo lo hizo la empresa del grupo con sede en Madrid Special Events. "Nosotros presentamos su proyecto, no hicimos nada".

El testigo ha apuntado a que Orange Market estaba "afincada en Valencia" y se encargó del montaje para explicar por qué fue formalmente la empresa que se presentó a la convocatoria. Las hojas de coste de un acto empezaban a elaborarse normalmente cuando se tenía el encargo del cliente o se había ganado un concurso, ha señalado. En la causa hay hojas de coste elaboradas por Orange Market que son anteriores a que se publique oficialmente la convocatoria.

A diferencia de lo que mantienen las defensas, Rincón ha afirmado que las siglas FCS utilizadas por la red le "suenan a las iniciales de Francisco Correa" Sánchez. Las siglas son otro de los indicios planteados por las acusaciones de que Orange Market, Special Events y otras mercantiles actuaban como otro grupo empresarial.

El testimonio prestado con anterioridad por Rincón en el procedimiento fue clave para que el exvicepresidente autonómico Juan Cotino fuera imputado en la pieza separada de Gürtel centrada en el presunto amaño de un contrato de Canal 9 vinculado con la visita del Papa a Valencia.

Más información