Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rabell se aviene a negociar un presupuesto social

El líder de izquierdas indica que su grupo probablemente se abstendrá en la prórroga técnica de las cuentas

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont recibe en el Palau de la Generalitat a Lluís Rabell.
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont recibe en el Palau de la Generalitat a Lluís Rabell. EFE

Carles Puigdemont quiere trenzar puentes de diálogo con Catalunya Sí que es Pot por si falla el pacto de estabilidad con la CUP. Durante la ronda de conversaciones que mantiene con los dirigentes de los partidos de la oposición, el presidente de la Generalitat y Lluís Rabell, líder de grupo de izquierdas, coincidieron en que sus diferencias ideológicas no deben ser un obstáculo para que unos nuevos presupuestos den una respuesta a las necesidades de los ciudadanos por la emergencia social. “Ha habido una alta sintonía”, convino la portavoz de Gobierno Neus Munté. El primer gesto se podría reflejar con la probable abstención de CSQP a la prórroga técnica de las cuentas.

Munté agradeció la “responsabilidad” mostrada por Sí que es Pot y subrayó que profundizaron en mantener ese canal abierto de diálogo mucho más que con Inés Arrimadas (Ciudadanos) o Miquel Iceta (PSC). La buena predisposición se reflejará en la abstención de los diputados de izquierdas a la prórroga presupuestaria. Tras la reunión, de una hora, Rabell resaltó que había coincidido con Puigdemont en que era “insoslayable” aprobar unas presupuestos de carácter social para que las discrepancias no “las acabe pagando la ciudadanía”.

Es insoslayable aprobar unas nuevas cuentas que den respuesta a la emergencia social", afirma Rabell

Rabell compartió la crítica al techo del déficit y al ahogo de las finanzas de la Generalitat pero mantiene serias diferencias con el programa ideológico de Junts pel Sí más allá de la declaración del inicio del proceso de independencia. Puso dos ejemplos: el grupo de izquierdas rechaza que los colegios que segregan por sexo mantengan los conciertos o en retocar a la baja el impuesto de sucesiones. No solo eso: Rabell aspira a revertir los procesos de privatización de la sanidad. “No deben ser unas cuentas continuistas ni fieles a las de los últimos años”, recalcó.

La buena química entre Junts pel Sí y Sí que es Pot se constató en la comisión del proceso constituyente que el Gobierno quiere elevar al Tribunal Constitucional. No participarán en ella ni el PSC ni Ciudadanos y Rabell les invitó a acudir. “No es una comisión ni para abordar la independencia ni el estado federal”, dijo Rabell que volvió a hacer una encendida defensa del referéndum.. Munté fue más allá y calificó de “exótico” que el Gobierno actúe contra una comisión que es “de estudio y debate”. “Cada Parlament se organiza como quiere y tenemos que cumplir un mandato”, señaló la portavoz.

Durante la reunión, Rabell reclamó al president que interceda por el abogado Andrés García, que fue multado por los mossos durante una concentración del CIE. La sanción puede oscilar entre 600 y 30.000 euros. “Espero que no estrenemos en Cataluña la ley mordaza con un reconocido abogado de derechos humanos”, dijo.