Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pilar de la Oliva, reelegida presidenta del Tribunal Superior de Justicia

Es miembro de la carrera judicial desde 1982 y fue nombrada por primera vez en 2010

La presidenta del TSJ valenciano, Pilar de la Oliva
La presidenta del TSJ valenciano, Pilar de la Oliva (izquierda), con otros miembros del tribunal.

El pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha reelegido hoy a la magistrada Pilar de la Oliva Marrades para la presidencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, cargo que detenta desde 2010.  La magistrada ha conseguido 12 de los 21 votos del plenario frente a los nueve conseguidos por el también aspirante y presidente de la Audiencia Provincial de Alicante Vicente Magro Servet.

De la Oliva, a la que precede una fama de independiente y moderada, ingresó en la carrera judicial en 1982 y tuvo su primer destino en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Calamocha, para servir luego en Juzgados mixtos de Lliria, Mataró y Castellón.  En 1987 se convirtió en titular del Juzgado de Instrucción número 10 de Valencia, en el que permaneció hasta que, en 2010, fue nombrada presidenta del Tribunal Superior.

La presidenta se ha caracterizado en su primer mandato por pedir hasta la extenuación más recursos personales y materiales ante el amplio número de causas relacionadas con la corrupción y el atasco de casos en los juzgados. Según datos oficiales de la institución, los juzgados investigan 141 causas “que podríamos etiquetar como de corrupción, en los que están imputados políticos en activo”, hacía balance en 2013.

La magistrada optaba a la reelección como presidenta del alto tribunal valenciano tras cinco años en el cargo. Esta valenciana llegó al tribunal en octubre de 2010, en sustitución de Juan Luis de la Rúa, en un momento en el que estaban pendientes asuntos de gran interés político y mediático como el conocido caso de los trajes, que sentó en el banquillo de los acusados al entonces presidente de la Generalitat Francisco Camps, que finalmente fue declarado no culpable por un jurado popular.

El nombramiento de Pilar de la Oliva fue recurrida por el magistrado José de Madaria, de la Audiencia de Alicante, que también fue postulado para el puesto, y por el Foro Judicial Independiente. Dijeron entonces que la juez no cumplía los requisitos para el cargo y criticaban que nunca hubiera formado parte de ningún órgano colegiad. Sin embargo, el Supremo estimó sus méritos, que dio por acreditados.

La magistrada está especializadas en Derecho Civil de la Comunidad Valenciana y el conocimiento de la lengua valenciana. También habla francés e italiano.

Más información