Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lo alternativo tiene premio

los primeros premios Godoff, en Malasaña, galardonarán al teatro independiente de Madrid

Un momento de la obra 'Pedro y el capitán'.
Un momento de la obra 'Pedro y el capitán'.

Hasta ahora la escena teatral alternativa madrileña, esa que tanto espacio ha ocupado en los medios, no tenía sus propios premios. Ya están aquí: el próximo martes, día 26, se celebra la fiesta (que no gala) de entrega de los primeros premios Godoff, en el Teatro Bosco Malasaña, otorgados por la publicación homónima, la versión dedicada en exclusiva al teatro Off de la revista Godot.

 

“La programación de la escena off en Madrid es inabarcable”, dice Álvaro Vicente, director de la revista, así que han elegido 45 salas para que presenten un máximo de cinco candidaturas cada una, seleccionadas entre lo programado (estreno o no) en 2015. Así han resultado 185 obras candidatas que competirán en cuatro categorías: Mejor Obra, Mejor Dramaturgia, Mejor Intérprete Hombre y Mejor Intérprete Mujer (lo de intérprete y no actor o actriz viene de que también compiten bailarines o artistas de circo).

El jurado, bautizado como Asamblea de Teatrófagos y formado por periodistas, blogueros y tuiteatreros, elegirá tres finalistas en cada categoría y el martes, en la fiesta conducida por la actriz Inma Cuevas (“muy representativa de esta escena: ha llegado a tener cinco obras simultáneas en cartel”, dice Vicente), se decidirán los premiados. Se otorga también un Premio del Público: el respetable puede votar online hasta el día 24 en www.escenagodoff.com. Más de 2.500 personas han votado ya y, en el momento de redactar estas líneas, encabezan la clasificación Voto de silencio, de Pinatapai Teatro, La mirada de Eros, de Irina Kouberskaya y A protestar a la Gran Vía, de Alfonso Mendiguchía.

Las salas alternativas dan espacio a la creatividad que emana de las, también en expansión, escuelas de teatro y a las mentes creativas de la escena. “Es importante que, igual que en los ochenta y noventa las salas dieron oportunidad a dramaturgos hoy asentados como Mayorga, Liddell, Álamo o Rodrigo García, hoy el circuito off da visibilidad a una nueva generación de dramaturgos que vive un momento dulce”, dice el director. Dramaturgos y actores y directores y técnicos y todo tipo de profesionales que, eso sí, “muchas veces no trabajan en las mejores condiciones laborales”.

El heterogéneo sector del off madrileño reúne a más de 70 salas donde se encuentra de todo, tanto en la línea artística como en el modelo de gestión. Ha habido muchos cierres (entre los últimos el Garaje Lumière, El Sol de York o La Casa de la Portera), pero también muchas aperturas de nuevos espacios teatrales, en algunos casos poco convencionales: se hace teatro casi en cualquier sitio: cafés, casas particulares, talleres y hasta peluquerías. Reciben entre el 6 y el 7% de las visitas anuales a espectáculos en Madrid, según un cálculo que toma como referencia el último anuario de la Sgae.

Desde la organización quieren destacar “el fuerte impulso femenino que bulle en la escena off”: de las 185 candidatas hay 65 dramaturgias femeninas y participan más de 350 actrices, frente a unos 300 actores. “En definitiva, con estos premios se trata de festejar la extraordinaria vitalidad que tiene esta escena a pesar de la precariedad, las trabas administrativas, los cierres y otras dificultades que sufre”, concluye Vicente.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram