Desafío independentista de Cataluña

Los diputados de la CUP se van con críticas a Junts pel Sí

Busqueta y Jòdar seguirán en el Parlament como asesores del grupo parlamentario

Julià de Jòdar junto a Josep Manel Busqueta en el Parlament.
Julià de Jòdar junto a Josep Manel Busqueta en el Parlament.Albert Garcia / EL PAÍS

"Dimisión de nada", aseguran los diputados de la CUP Josep Manel Busqueta y Julià de Jòdar, que han renunciado al escaño en el Parlament "fruto del acuerdo con Junts pel Sí". Un gesto de "generosidad" impuesto a la izquierda independentista para cerrar el pacto in extremis e iniciar la actual legislatura con Puigdemont como presidente. Ambos afirman que dejan su acta pero que "no hay dimisión posible". "Volvemos a la calle a trabajar incansablemente". Los ya exdiputados han enviado una misiva conjunta a la militancia en la que sostienen que su "defecto" durante las negociaciones fue "la ingenuidad de creer que un debate de país, y no solo de poder, era posible".

Más información

Busqueta y Jòdar coinciden con Antonio Baños, que dimitió antes de cerrar el acuerdo con la coalición de Convergència y Esquerra, en calificar estos tres meses de reuniones como "duros y difíciles. Hemos constatado que la democracia en el mundo 'libre' del capitalismo permanece arrodillada tras litros y litros de tinta y horas y horas de tertulias donde profesionales de la opinión conforman los relatos de las mayorías", reza el texto.

Busqueta y Jòdar insisten en que "había que darle el máximo empuje al procés, por encima de liderazgos personales y de partido". Ahora seguirán trabajando en el grupo parlamentario como asesores. En su carta sostienen que la CUP "será como siempre el acelerador del proceso y el freno de todas las políticas que pretendan continuar agrediendo, a golpe de tijera, al conjunto de las clases populares". Aunque el pacto con Junts pel Sí garantiza una mayoría absoluta a la coalición gobernante –ya que dos diputados de la CUP le darán apoyo para no alinearse con los partidos constitucionalistas– los anticapitalistas reiteran que el acuerdo les vincula a votar a favor solo de asuntos relativos al proceso independentista.

La CUP ya ha entregado las actas de sus cuatro diputados salientes en el registro del Parlament. Mireia Vehí y Joan Garriga sustituyen a Busqueta y Jòdar. El escaño de Ramon Usall, que abandona por motivos personales, lo ocupa la segunda por Lleida, Mireia Boya. Resta por confirmar quién entrará en la Cámara catalana en lugar de Baños. Pilar Castillejo es la siguiente en la lista por Barcelona, pero le ha pedido a la formación unos días para decidir si cambia la tenencia de alcaldía de Ripollet por un escaño en el Parlament. Si Castillejo reniega, el escaño será para Carles Riera. 

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50